Corazón

Los escándalos más sonados de la familia real española

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Viernes 20 de marzo de 2020

3 minutos

Hace unos días, Felipe VI comunicó publicamente que renunciaba a la herencia personal de su padre

Los escándalos más sonados de la familia real española

No corren buenos tiempos para la imagen de la actual monarquía española. Un nuevo episodio, conocido estos días, que se suma a la lista de escándalos que desde hace años han rodeado a la familia real española. El último, la noticia de que Felipe VI renuncia a la herencia personal de su padre, el rey emérito Juan Carlos I. Además, como aseguró en un comunicado, le retirará la asignación oficial que recibe de los presupuestos de la Casa del Rey (cerca de 200.000 euros anuales).

Todo obedece a las supuestas cuentas que el rey emérito podría tener en paraísos fiscales. Una información que se ha dado a conocer a un país totalmente paralizado por la crisis sanitaria que ha provocado la pandemia del coronavirus. 

La decisión que ha tomado el actual monarca (@CasaReal) tiene que ver con los datos publicados recientemente en los que Juan Carlos I podría ser beneficiario de un par de sociedades que están siendo investigadas en materia de anticorrupción por recibir, supuestamente eso sí, una cantidad cercana a los 100 millones de dólares procedentes de Arabia Saudí. De esta manera, su hijo se desvincula de todo negocio en el que intervenga dinero que pueda tener un origen extranjero desconocido. 

Los escándalos más sonados de la familia real española

De cacería en Botswana

No obstante, el rey emérito ya fue protagonista hace unos años de otro episodio complicado para la imagen de la actual familia real. Era el mes de abril del año 2012 y Juan Carlos I sufrió una aparatosa caída (se rompió la cadera) mientras se encontraba en plena cacería en el país africano. Todavía hoy se recuerda la fotografía del rey, que entonces tenía 74 años, delante del aminal abatido.

Las críticas por parte de la sociedad española no tardaron en llegar ya no solo por el abultado coste de dicho viaje (mientras en España se vivía una grave crisis económica), sino también por el hecho de que el anterior jefe del estado español estuviese cazando animales en peligro de extinción. A su salida del hospital (fue trasladado e intervenido con urgencia en España) el monarca emérito no tuvo más remedio que pedir disculpas por lo sucedido con la frase conocida por todos. 

Un hecho que hizo que descendiera la simpatía popular que se tenía al rey Juan Carlos I y que se sumaba a otros escándalos que no hicieron nada por mejorar su imagen pública. Esto es, su relación de amistad con la aristócrata Corinna Larsen (que se encontraba también entre la expedición a Botswana) y que se une a una lista de supuestas infidelidades por parte del monarca.

Precisamente, se acaba de saber que la empresaria alemana denunciará a Juan Carlos I en los tribunales de Londres por supuestas amenazas desde que saliera a los medios su relación de amistad. Una querella que también quiere hacer extensible a los servicios de inteligencia española que según ella han orquestado una campaña de acoso para que no revele secretos de Estado que le habría confiado el anterior monarca. 

Los escándalos más sonados de la familia real española

El ingreso en prisión de su cuñado

El 19 de junio del año 2014, el antiguo Príncipe de Asturias se convirtió en el nuevo rey legítimo de España. Felipe VI pasaba a ser así el referente de la corona española. Pero, además se convertía en el responsable y cara visible de una familia que ha tenido sus más y sus menos en relación a los escándalos (algunos con cárcel incluida) que han protagonizado estos últimos años. 

Y uno de los más sonados fue el ingreso en la prisión abulense de Brieva de su cuñado Iñaki Urgandarín. Una condena establecida en más de seis años de privación de libertad y que el ex Duque de Palma tiene que cumplir tras ser declarado culpable por un juez por haber cometido actos de prevaricación, malversación de fondos, fraude y tráfico de influencias.

Delitos fiscales que se incluyeron dentro del mediático juicio por el caso Noos y donde su mujer, la Infanta Cristina, fue absuelta. Eso sí, esta decisión final no evitó que todo el país viera a la hermana del actual rey sentada en el banquillo declarando en los tribunales de Palma de Mallorca.

Los escándalos más sonados de la familia real española

Una situación que minó aún más la fría relación que actualmente mantiene el rey Felipe VI con su hermana Cristina a la que despojó de su título de Duquesa de Palma de Mallorca (que ostentaba desde el año 1997). Sin embargo, ella se defendió días después con un comunicado en el que se argumentaba que había sido ella misma la que antes había renunciado al título nobiliario que le otorgó su padre y no al revés. 

Sea como fuere, lo cierto es que desde entonces el distanciamiento de los actuales monarcas con algunos miembros de la familia paterna es más que evidente. Incluso en algunas ocasiones se han visto momentos de tensión que no se han podido esconder como el cruce de miradas que las infantas mantuvieron con su cuñada, la reina Letizia, en el funeral celebrado tras la muerte de la Infanta Pilar de Borbón.

Eso, sin recordar el incidente a la luz pública entre la reina emérita y la actual consorte en la Semana Santa del año 2018. Fue en la Misa de Pascua celebrada en la catedral de Palma de Mallorca y donde Letizia no estaba muy de acuerdo en que Doña Sofía se hiciera una fotografía con sus hijas. 

El tiempo dirá ahora si la calma mediática vuelve al seno de la familia real española. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?