Corazón

La reina Letizia no es la única que tiene algún que otro desencuentro con su suegra

Mariola Báez

Foto: Europa Press

Sábado 11 de enero de 2020

4 minutos

Repasamos reales conflictos que han dado que hablar y alguna que otra buena relación (también hay)

Los Reyes y las Infantas en la Misa de la Pascua con la Reina Sofía

No por repetido deja de ser cierto: esto pasa en las mejores familias. En las relaciones suegra nuera es casi inevitable algún que otro roce, que generalmente se solventa con algo de tiempo, que consolida las relaciones familiares y hace que el cariño surja… o no y lo que acaba provocando son diferencias irreconciables.

A veces, pese a la buena voluntad que pongan ambas partes, no hay manera y lo que debería quedarse entre los muros de palacio, acaba plasmado en cualquier foto,o vídeo, que será convenientemente escrutado.

La historia se repite aunque con matices

Los rumores o evidencias de nueras y suegras reales malavenidas no son nuevos y para ejemplo histórico, si retrocedemos en el tiempo un par de siglos, sabemos que la archiduquesa Sofía de Baviera, madre de Francisco José, emperador de Austria, era una verdadera "arpía" que se dedicó a hacerle la vida imposible a la adorable princesa Isabel, más conocida como Sissi, y todo porque él la prefirió a su hermana Helena, que era la elegida por su madre (tal cual). Eso, al menos, hemos creído todos los que crecimos viendo la famosa trilogía cinematográfica de Sissi, protagonizada por Romy Schneider (algunos dicen que, en realidad, la archiduquesa no era tan mala como quedaba retratada, pero a estas alturas, difícil que cambiemos de opinión).

Hoy en día, entendemos que cualquier monarquía actual tiene asumido que sus hijos e hijas se casarán con quien estimen oportuno (como lo hemos asumido todos), otra cosa es que les haga más o menos gracia.

Jose Velasco/ EuropaPress La Reina Letizia y la Reina Sofía visitan el Rastrillo de Nuevo Futuro (1)

La reina Letizia y la reina emérita

Como recoge Casa Real (@CasaReal) en la biografía de la reina, el compromiso entre doña Letizia Ortiz y el por entonces príncipe de Asturias, don Felipe, fue anunciado el 1 de noviembre de 2003 y ya en aquella “pedida de mano" vimos detalles que nos sorprendieron, como el gesto al futuro rey de “déjame hablar a mi”, aunque desde el primer momento, doña Letizia dejó claro que la reina Sofía era su ejemplo a seguir. Mucho ha "llovido" desde entonces.

Se ha hablado sobre la posible relación tensa entre ambas reinas, pero en todo momento la cordialidad parecía imperar hasta que llegó… el “encontronazo” por la dichosa foto en la catedral de Palma tras la misa del domingo de Pascua de 2018, que hizo saltar todas las alarmas. ¿Intenta impedir la reina Letizia que sus hijas se hagan una foto con su abuela la reina Sofía?... De todo se dijo y, por si acaso, el pasado 2019, en la misma catedral y en la misma fecha, la foto de la discordia volvió a repetirse, pero esta vez en un mar de sonrisas, para dejar claro que si algo hubo, quedó solucionado.

En el último año, hemos podido ver a las reinas compartiendo actividades en total armonía (entre las últimas apariciones juntas, el pasado noviembre el rastrillo Nuevo Futuro) pero la sombra de la duda sobre una posible rivalidad o falta de “feeling”, ahí sigue. Ellas no pueden hacer más para demostrar que se llevan bien.

 reina Letizia y reales conflictos

La monarquía británica y la real suegra

No, la monarquía española no es la única, porque “la palma” en cuanto a conflictos de sangre azul se la llevan los Windsor. A la reina Isabel parece que, de entrada, no suelen caerle demasiado bien sus futuras nueras. Sara Ferguson, Lady Di y Camila Parker, la única que lo es en la actualidad, no desbordaban amor en cada uno de sus encuentros públicos, aunque Camila, que tesón tiene un rato, poco a poco, ha logrado mejorar la relación con su real suegra (aparentemente). Con las parejas de sus nietos, Isabel II ha tenido una de cal y otra de arena. Kate Middleton, duquesa de Cambridge y esposa del príncipe Guillermo, ha encajado como un guante en el protocolo british y la mirada de aprobación de su Majestad se nota, pero Meghan Markle, duquesa de Sussex, casada con el príncipe Harry, no tanto. De hecho, los duques acaban de anunciar que van a dar “un paso atrás” respecto a la realeza, aunque siempre manteniendo su apoyo a la reina… todo con amplia sonrisa, pero un “bombazo” en  en el mismísimo salón de Buckingham Palace. ¿Deseos de independencia, búsqueda de intimidad ante la presión mediática o un “no aguanto más”?

Encuentros y desencuentros

Todo apuntaba a que la llegada de la princesa Mette –Marit a la corte noruega iba a suponer más de un disgusto, pero no. La reina Sonia, de origen "plebeyo"  logró casarse con el amor de su vida, el rey Harold, así que apoyó a su hijo Haakon en aquella relación que dio bastante que hablar, porque hay que reconocer que la nueva princesa llegó como un verdadero ciclón. Todo apunta a que, quizá, tras algún que otro “consejo” a la joven, la concordia entre suegra y nuera está consolidada en el país escandinavo.

Conflictos realeza Mette Marit

Margarita, reina de Dinamarca y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas Danesas a sus casi 80 años, ha demostrado que efectivamente es una mujer de armas tomar. Todo indica que no se lo puso nada fácil a Mary Donaldson. No le gustaba que no  fuese europea, sino que hubiese venido desde el otro extremmo del mundo, Australia, y tampoco le parecía demasiado bien lo de ser abogada. Cuentan que intentó boicotear la boda con el príncipe Federico y que hasta el vestido que la princesa lució en la ceremonia fue impuesto por su futura suegra. Después de 17 años de convivencia “forzosa”, de un tiempo a esta parte, algo ha cambiado y reina y princesa se muestran en público más unidas y cómplices que nunca, incluso el pasado año, la reina nombró a Mary de Dinamarca capitán de la Guardia Nacional ¿habrá soltado la monarca definitivamente el fúsil?

Conflictos reales Mary Donaldson

También de lejos llegó Máxima de Holanda, pero en este caso, la simpatía de la argentina hizo que pronto congeniase con la reina Beatriz. y que el recelo inicial por ser ella hija de un ministro de Videla, que no estuvo ( o no fue invitado?) en su boda con el príncipe Guillermo, se superase sin mayores problemas (quizá, en su momento, la procesión iba por dentro). Hoy la Casa de Orange, es un ejemplo de monarquía bienavenida y el cariño entre suegra y nuera reales se palpa en cada evento al que acuden juntas.

0

No hay comentarios ¿Te animas?