Banca

Se endurecen las condiciones de los créditos al consumo por cuarto trimestre

Pepa Montero

Martes 22 de octubre de 2019

3 minutos

La demanda crediticia cae por primera vez desde principios de 2013, según el Banco de España

¿Cómo se produce y qué afecta a la subida o bajada de la inflación?

Los siete síntomas de la desaceleración económica que hacen temer una recesión

El Banco de España avisa de que la nueva ley hipotecaria encarecerá y endurecerá el crédito

Qué diferencias existen entre los créditos bancarios y los préstamos?

 

La mayor percepción de riesgos y una menor tolerancia de las entidades financieras a estos han conducido a que la banca española endurezca los criterios para conceder créditos en el segmento de consumo a los hogares. En cambio, las condiciones aplicadas se han relajado en los créditos para la compra de vivienda, lo que se traduce en un cierto estrechamiento de los márgenes en los préstamos ordinarios y una disminución de otros gastos, excluidos intereses. Así lo constata el Banco de España (@BancoDeEspana) en su última Encuesta de préstamos bancarios, donde confirma asimismo que, en el tercer trimestre de 2019, la demanda crediticia se ha reducido de forma generalizada; algo que no sucedía desde principios de 2013.

Esta menor petición de préstamos por parte de las familias puede ser una respuesta a las señales de ralentización económica a escala europea, tal y como advertían a principios de octubre los expertos del Consejo General de Economistas (@EconomistasOrg), que alertaban del debilitamiento de las inversiones, el menor tirón del consumo, la desaceleración de la industria y la reducción del ritmo de creación de empleo.

Por su parte, en la Unión Económica y Monetaria (UEM) los criterios de aprobación de los préstamos se han relajado (excepto para los créditos destinados al consumo), mientras que las condiciones se endurecen o permanecen sin cambios.

Encuesta sobre préstanos bancarios 1er trimestre
Fuente: Banco de España

 

Para el trimestre en curso, ni las entidades españolas ni las de la zona del euro anticipan cambios en los criterios de concesión, según las conclusiones del informe del Banco de España. En cuanto a la demanda de los préstamos, en España se prevé que siga cayendo en el segmento de empresas, mientras que se espera que aumenten las solicitudes para adquisición de vivienda. En los países de nuestro entorno, las entidades financieras confíen en que siga creciendo la demanda procedente de los hogares.

Demanda de créditos y condiciones
  Fuente: Banco de España

 

Empeora la solvencia de los clientes

Consecuencia del miedo a una próxima crisis o simple coincidencia, lo cierto es que el Banco de España confirma que este es el cuarto trimestre consecutivo en el que se endurecen los requisitos para que los bancos presten dinero para consumo. Según la información remitida por las entidades, esta evolución se habría producido como consecuencia de un empeoramiento de la solvencia de los prestatarios y, en menor medida, de una menor tolerancia al riesgo por parte de los bancos y de un deterioro de las perspectivas económicas generales. 

En su informe, la autoridad monetaria indica que se ha producido "un ligero aumento de las garantías requeridas" por las entidades, y en cuanto al porcentaje de solicitudes de fondos denegadas, también ha sido superior al del período precedente. El Banco de España explica asimismo que esta evolución "sería el resultado de un descenso de la confianza de los consumidores, de un menor gasto en bienes de consumo duradero y de un mayor uso de préstamos de otras entidades".

Perspectivas para el fin de año

De cara al último trimestre del año, las entidades españolas encuestadas no prevén introducir nuevos criterios de concesión de préstamos en ningún segmento. En cuanto a la demanda, se anticipa una "prolongación de la evolución descendente en el segmento de sociedades, mientras que en el de hogares se estima un leve aumento de las solicitudes de préstamos para adquisición de vivienda y una estabilidad en las destinadas a consumo y otros fines".

También de cara al final de año, las entidades financieras anticipan que el programa de tipos bajos auspiciado por el Banco Central Europeo (BCE) continuará favoreciendo un aumento del volumen de crédito concedido en todas las modalidades. Por último, las entidades españolas prevén que, en los próximos seis meses, el tipo de interés negativo de la facilidad de depósito del BCE contribuirá a "una nueva caída en sus ingresos netos por intereses, así como a un descenso de los tipos de interés de los nuevos préstamos en todos los segmentos", tal como recoge la Encuesta de préstamos bancarios del tercer trimestre. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?