Consumo

¿Pagarías más por un producto que especifique cuánto te durará y si es posible repararlo?

Toni Esteve

Foto: Bigstock

Sábado 28 de noviembre de 2020

1 minuto

Conocer de antemano la “eficiencia” de lo que compramos puede hacerlo menos costoso

¿Pagarías más por un producto que especifique cuánto te durará y si es posible repararlo? (Foto Bigstock) 2
Toni Esteve

Foto: Bigstock

Sábado 28 de noviembre de 2020

1 minuto

Son frases que todos hemos escuchado o incluso pronunciado: “me sale más a cuenta comprar uno nuevo que repararlo”; “solo por revisarlo y hacerte un presupuesto ya te cobran más de lo que costó”. Y es que la obsolescencia prematura de muchos productos y la falta de acceso a repuestos, información sobre garantías y posibilidades de reparación nos empuja a menudo a comprar nuevos artículos en lugar de repararlos. Esta realidad es de sobras conocida por las autoridades europeas, que pretenden resolver, de paso, el problema añadido de los derechos de propiedad intelectual que limitan el derecho a reparar solo mediante un diseñador o distribuidor del producto.

 

El Parlamento europeo (@Europarl_ES) también quiere promover la cultura de la reutilización, pero sabe que para que cuaje y los consumidores confíen en los productos de segunda mano, se necesita transparencia y garantías que certifiquen el estado de los productos. Por todas estas razones, los europarlamentarios reclaman una legislación sobre el etiquetado que indique la durabilidad y la capacidad que tiene un producto de ser reparado. Están convencidos de que todas estas medidas animarían a los consumidores a reparar y reutilizar, ya que, además, estas medidas podrían producir un “efecto rebote”, que se da “cuando los beneficios de eficiencia hacen que un producto o servicio sea menos costoso, lo que aumenta la producción y el consumo”.

 

Derecho a la reparación

En esta línea, el Parlamento Europeo acaba de aprobar una resolución que insta a la Comisión a que garantice a los consumidores el “derecho a la reparación”, para lo cual es necesario que los fabricantes faciliten, entre otras cosas, la sustitución de piezas individuales de los productos.

 

¿Pagarías más por un producto que especifique cuánto te durará y si es posible repararlo? (Foto Bigstock) 4

(Foto: Bigstock)

Los eurodiputados quieren “mejorar el acceso a la información sobre la reparación de productos, promover reparaciones en el mismo hogar, apoyar a los establecimientos locales e independientes dedicados a esta práctica y asegurar la existencia de garantías que cubran los arreglos de los productos”.

 

En última instancia, se quiere promover la cultura de la reutilización y penalizar la obsolescencia programada (la ponencia del Parlamento habla de obsolescencia “prematura”) de muchos productos, sobre todo dispositivos digitales.

 

Entre las medidas concretas que piden los eurodiputados se encuentra su reiterada petición (ya solicitaron formalmente a la Comisión adoptar medidas legislativas en enero de este año) de un cargador único para todos los dispositivos electrónicos portátiles (con la idea de reducir los residuos electrónicos) y el etiquetado de los productos y servicios en función de su durabilidad (por ejemplo, por medio de un contador de uso e información clara sobre la duración estimada de la vida útil de un producto).

 

La resolución aprobada por los parlamentarios europeos, fue defendida por el eurodiputado francés del grupo de los Verdes / EFA David Cormand, quien aseguró que, con su petición a la Comisión Europea, “el Parlamento envía un mensaje claro: el etiquetado obligatorio sobre durabilidad y la lucha contra la obsolescencia prematura son el camino a seguir".

0

No hay comentarios ¿Te animas?