Consejos

Ideas prácticas para reutilizar, con mucha originalidad, los tubos de PVC

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Miércoles 9 de octubre de 2019

2 minutos

Este material es muy usado por su resistencia, calidad-precio y por ser fácilmente moldeable

Ideas prácticas para reutilizar, con mucha originalidad, tubos de PVC

Los amantes del reciclaje y los muebles y objetos originales están de enhorabuena. Si tienes en casa viejos tubos de PVC, que te han sobrado de unas recientes obras de mantenimiento en tu casa, no los tires. Te pueden servir para darles una nueva vida y crear todo tipo de enseres de los más curiosos para decorar tu hogar. Apunta estos trucos y reutiliza este material con las ideas que te presentamos. 

¿Qué es el PVC y cómo puedes darle una segunda vida?

Se trata de uno de los materiales más conocidos en lo que a temas de bricolaje se refiere. Una especie de termoplástico muy usado gracias a su resistencia, su facilidad de moldeado y su buen precio. Precisamente, estas características hacen que sea muy sencillo darle una nueva vida.

¿No tienes paragüero en casa? Con un tubo de PVC lo suficientemente ancho puedes hacer un espacio de lo más útil para esos días de lluvia. Si quieres camuflarlo aún más, puedes pintarlo de un color vistoso o decorarlo con algunos motivos florales para que pase desapercibido y nadie sepa de qué está hecho

Si tienes jardín y tus nietos son unos apasionados del mundo del fútbol, puedes sorprenderles haciéndoles una pequeña portería. Una tarea de lo más sencilla y para la que solo necesitarás unos cuantos tubos de PVC, a ser posible muy largos, para hacer los palos de esa improvisada portería. Si quieres un acabado totalmente profesional, pon una red en la parte trasera para que el gol sea redondo.

Ideas prácticas para reutilizar, con mucha originalidad, tubos de PVC

Pensando también en los más pequeños de la casa, estos tubos de PVC te pueden servir para crear una divertida piscina de bolas. Una estructura cuadrada con cierta profundidad para que tus nietos se metan en su interior y jueguen con cientos de pelotas.

Para hacerlo realidad, calcula una altura aproximada para que las bolas no se salgan fácilmente del recinto, pon una red o malla elástica a modo de pared y cubre la zona en la que se apoyen con un material de gomapara evitar que se hagan daño. Y no te olvides de colocar una pequeña escalera auxiliar, también hecha de PVC, desde donde los niños puedan "zambullirse" en esta particular piscina. 

Ese espacio verde, donde se ubicará la portería y la piscina de bolas, será el escenario perfecto para un nuevo objeto reciclado. En este caso, puedes crear un carrito para recoger y transportar la goma para regar tu jardín y que así no esté tirada por el suelo y mal enrollada. Para que sea más fácil llevarla de un lado a otro, puedes añadir un par de ruedas pequeñas en la parte inferior.

Por último, para el interior de tu casa, puedes dar una segunda vida a este material de plástico creando los siguientes objetos. Un original zapatero horizontal, si los tubos tienen un diámetro suficiente para poder meter cómodamente un par de zapatos; unos botes para guardar los cepillos de dientes de cada miembro de la familia; como recipiente para ordenar bolígrafos y material de papelería o como tendedero improvisado, para que la ropa que no puedas colgar fuera de casa se seque en el interior de tu hogar. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?