Educación financiera

Qué son los créditos rápidos y cuáles son sus peligros

Toni Esteve

Foto: Bigstock

Lunes 27 de julio de 2020

2 minutos

Ofrecen muchas facilidades para su contratación, pero pueden tener graves inconvenientes

Qué son los créditos rápidos y cuáles son sus peligros

Los créditos rápidos son préstamos o créditos que se caracterizan por la rapidez en su concesión si bien a un precio que suele ser superior a otras operaciones de financiación.

Las empresas que los proporcionan ofrecen muchas facilidades. Así, tan solo con nuestro DNI, nómina, algún recibo, los datos de una cuenta y rellenando un sencillo formulario podemos solicitar este tipo de créditos que nos ofrecen estas ventajas:

  • Reducidos trámites y gestiones para su concesión y confidencialidad 
  • Rapidez en la contestación y concesión
  • Flexibilidad para devolver el dinero al banco

No obstante, desde el Banco de España (@BancoDeEspana) nos alertan de que “cualquier empresa puede anunciar en internet la concesión de créditos, concedidos de forma inmediata, sin que prácticamente se requiera documentación a la persona que lo solicita, quien, habitualmente, apurada porque no cuenta con los recursos o garantías necesarios para pedir un préstamo al banco, se ve abocada a este tipo de producto”. Y es que el tipo de interés que se aplica en estos créditos rápidos suele ser superior al habitual en los créditos personales. Además, suele ser obligatorio suscribir un seguro para cubrir el riesgo de impago del crédito en determinados casos.

Créditos rápidos

 

En este sentido, estos son algunos de los inconvenientes de estos productos:

  • Con un corto plazo de devolución, tipo de interés muy alto y elevadas comisiones, tendrás una TAE por las nubes, reflejo fiel del coste elevado al que se te ha concedido este préstamo.
  • O puede salirte más caro aún: puede que se trate de un fraude y te pidan que envíes dinero como señal antes de formalizar el contrato. Nunca lo hagas.

La mayoría de las empresas que conceden este tipo de financiación no están supervisadas por el Banco de España, ya que la concesión de préstamos no es una actividad reservada únicamente a las entidades bancarias.

Para comprobar si la entidad que hace la oferta, o con la que tienes interés en contratar, está sujeta a la supervisión del Banco de España, puedes consultar en la web del supervisor bancario el registro de entidades y sus agentes.

En cualquier caso, lo aconsejable antes de contratar un crédito rápido es comparar las condiciones que te ofrecen con otras ofertas similares disponibles en el mercado, así como informarte sobre la TAE y el coste real del crédito. Y si vas a dar el paso, lee y asegúrate de comprender las condiciones del contrato antes de dar el consentimiento, ya que deberás devolver en plazo las cantidades recibidas, los intereses y los gastos. Por último, planifica tu situación financiera para evitar posibles impagos o incurrir en sobreendeudamiento.

0

No hay comentarios ¿Te animas?