Pensiones

Contar toda la vida laboral rebajaría la cuantía de la pensión, aunque beneficiaría al sistema

Pepa Montero

Foto: Europa Press

Domingo 29 de mayo de 2022

11 minutos

El Ministerio admite su plan de extender el periodo de cómputo y lo llevará a los agentes sociales

Contar toda la vida laboral rebajaría la cuantía de la pensión, aunque beneficiaría al sistema
Pepa Montero

Foto: Europa Press

Domingo 29 de mayo de 2022

11 minutos

La Seguridad Social anuncia que planea extender el cálculo de la pensión a toda la vida laboral

Los asuntos pendientes de Escrivá: destope, sistema de cómputo y jubilación activa

 

El Ministerio de Seguridad Social "tiene en mente" avanzar hacia un modelo de pensiones "ideal", más equitativo, en el que la pensión que se cobre dependa del esfuerzo contributivo realizado a lo largo de toda la vida, y "no dependa de la suerte o mala suerte que la persona haya tenido en sus últimos años". Este anuncio, realizado por el secretario de Estado, Israel Arroyo, este jueves en la Comisión de Trabajo, Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Senado, supone de facto la confirmación de que el Gobierno planea negociar la extensión del periodo de cómputo de la pensión más allá de los 25 años actuales. No será para mañana, no afectará a todos los pensionistas futuros y no será una reforma fácil, pero esta medida está en la hoja de ruta del Gobierno.

Para ello, se establecerían "periodos transitorios para que no se vean afectadas las personas que están cerca de la jubilación", acompañados de una mejora del mecanismo de integración de lagunas de cotización, y "todo esto se tiene que negociar en la mesa de diálogo social, es una tarea compleja y nos va a llevar su tiempo, pero creemos que vamos a cumplir el hito", ha asegurado Arroyo.

israel arroyo secretario estado seguridad social
Israel Arroyo, secretario de Estado de Seguridad Social y Pensiones.

 

La posible extensión del periodo de cómputo para hallar la cuantía de la pensión es un asunto muy controvertido, que despertó a finales de 2020, cuando el ministro José Luis Escrivá encaraba la negociación de la reforma con los agentes sociales, y volvió a causar una gran polémica en noviembre de 2021, al conocerse que el Gobierno español y la Comisión Europea habían firmado el memorando por el que se regirá la supervisión de las ayudas a España, y una de las medidas comprometidas con la Comisión Europea es que nuestro país alargue el periodo de cálculo. Así lo revelaba en noviembre el documento Operational Agreement. El Ministerio de Seguridad Social matizó entonces a 65YMÁS que no se trataba de una exigencia, sino de la aceptación de un compromiso que ya estaba incluido en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

¿Qué supondría tener en cuenta toda la carrera laboral para cobrar la pensión?

La pensión bajaría si se cuentan 35 años

A juicio de Pau Moserrat (@pmonserrat), economista y profesor asociado de la UIB y CEO de Futurfinances.com, se trata de una medida que "va encaminada a reducir nuestras pensiones y a alargar la edad de jubilación, porque en definitiva, si se extiende el plazo para computar los años de contribuciones de cara a la pensión, se estarán abarcando 10 años más (si se extendiera desde los 25 a los 35 años). Unos años correspondientes a los comienzos laborales de la persona, que suele ser cuando se obtienen menores ingresos, por tener empleos junior, por la falta de experiencia, etc.".

Monserrat argumenta que computar toda la vida laboral perjudicaría al trabajador medio, que hasta hace unos años solía ganar sus mejores nóminas en los años previos a la jubilación. Ahora bien, resalta otro efecto, puesto que "ahora ya no existe el trabajo para toda la vida, y los últimos 15 años laborales son muy peligrosos, porque si nuestra empresa quiebra, o hace un ERE, o el trabajador es despedido aunque sea de modo improcedente, se corre el riesgo de no volver a trabajar, o hacerlo de modo precario. Para estas personas, que se extendiera el periodo desde 25 a 35 años quizá podría ser beneficioso".

¿Y cuánto podría bajar la pensión a quienes se les computen los últimos 35 años cotizados? La paga inicial disminuiría alrededor de un 8,6%, según el estudio realizado por el Observatorio de Pensiones de Willis Towers Watson, en colaboración con las universidades de Valencia y Extremadura. Los expertos han investigado cómo esta medida afectaría en mayor o menor medida a determinados grupos de trabajadores según sus diferentes características. La variable más relevante es, según el análisis, la duración de la carrera laboral, ya que las personas con carreras cortas verían disminuir su pensión un 15% frente a aquellas con carreras largas (equivalente a más de 43 años y 8 meses cotizados), que sufrirían la mitad de reducción (7,5%).

En el mismo sentido, Emilio J. González, profesor de Economía en la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE, argumentaba a 65YMÁS que "en los primeros años de vida laboral, la mayor parte de los trabajadores gana menor salario y por lo tanto, sus bases de cotización y las cotizaciones sociales que generan son más bajas que en la segunda mitad de su vida laboral (si las cosas funcionan con normalidad y la persona no pierde su empleo con más de 45-50 años de edad). Si esas cotizaciones menores se incluyen en el cómputo de la pensión, entonces la prestación resultante es más baja que la que se obtendría sin tener en cuenta esos años. Dicho de otra forma: la pensión que se recibirá será de menos cuantía".

Una eventual ampliación de este calibre cuenta, de entrada, con el rechazo de los sindicatos, según han advertido en varias ocasiones tanto desde CCOO como desde UGT, que no tienen en mente la perspectiva de aumentar los años de cotización. "Sería una manera de rebajar las pensiones", reconocía hace meses Pepe Álvarez, secretarrio general de UGT. 

Medida positiva... "pero no se hará"

dinero pensiones ahorro

José Antonio Herce (@_Herce), economista experto en pensiones y socio fundador de LoRIS, considera este anuncio del Gobierno como "una de esas noticias agridulces a las que el Ministerio nos tiene acostumbrados, sobre lo que les gustaría hacer, pero de modo implícito sugieren que no van a hacer. El hecho de que reconozcan como ideal el contar toda la carrera laboral es un paso adelante, pero las menciones a largos periodos transitorios implican que al menos en la próxima generación nadie se va a tener que preocupar por esto. Hay razones técnicas para realizar esta reforma, pero las razones políticas pesan más, y no se  hará".

Herce explicaba recientemente a 65YMÁS que es "muy difícil" la posibilidad de que todos los interlocutores sociales vean viable la extensión del periodo de cómputo considerado para el cálculo de la base reguladora con la que calcular la pensión, y apuntaba a que una forma posible de convencerlos sería permitiendo que se elijan los 25 mejores años de esos periodos ampliados. Asimismo, hacía hincapié en que "si se eligen los 25 mejores años va a ganar el trabajador, pero el sistema va a perder".

También escéptico se muestra Enrique Devesa (@DevesaCarpio), doctor en Economía e investigador del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas, para quien "tantas matizaciones hacen que este anuncio quede un poco descafeinado". No obstante, considera que un alargamiento de los años cotizados para calcular la pensión "mejoraría la contributividad, es decir, la relación entre las bases de cotización y la pensión, además de rebajar la pensión de las nuevas altas, excepto que se puedan elegir un número determinado de mejores años".

Para Devesa, "el impacto dependerá de si se cambia la integración de las lagunas de cotización. Y los resultados del efecto pueden variar según estos elementos: años que se descartan (si es que se hace así), lagunas de cotización y el periodo transitorio, que seguramente sería largo".

Más justo desde el principio de contributividad

Desde el punto de vista de la contributividad, el tener en cuenta toda la vida profesional "sería lo más lógico, porque cada persona recibiría en función de lo que hubiera aportado en cotizaciones sociales", reconoce Eva Blázquez Agudo (@emblazq), profesora titular de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social en la Universidad Carlos III y ex viceconsejera de Empleo de la Comunidad de Madrid. La realidad de las nuevas carreras laborales propicia que pueda haber "intervalos en los que se haya cotizado más y otros menos, o incluso muy poco por sufrir situaciones de desempleo. En ese sentido, en algunos casos, el contar más años puede reequilibrar el importe de la pensión. En todo caso, la tasa de sustitución de la pensión respecto al salario habría que calcularla de otra manera". 

José Ignacio Conde-Ruiz (@conderuiz), doctor en Economía, subdirector de FEDEA y catedrático, de llevarse a cabo este cómputo de toda la vida profesional le parecería una medida positiva. "El camino que tiene que seguirse es considerar toda la vida laboral, es decir, todos los años cotizados tienen que valer lo mismo a la hora de calcular la cuantía de la pensión. Y por eso, no tendría ningún sentido ampliarlo y luego dar a elegir un número determinado de mejores años".

En su opinión, la situación actual es completamente injusta. "Ahora, los últimos años de contribuciones cuentan más que los primeros, y esto podría tener sentido si los trabajadores fueran siempre mejorando en su carrera laboral, pero existen numerosos casos de personas golpeadas por la crisis financiera, o la actual, a quienes les supone o va a suponer una merma muy importante en la pensión". Este economista resalta asimismo que abarcar toda la vida laboral redundaría en una mayor sostenibilidad para el sistema de pensiones.

"Es un compromiso con Bruselas"

La extensión del periodo de cómputo de bases para calcular la pensión más allá de los 25 años actuales, ha sido y será un asunto polémico. "Constituye un compromiso con Bruselas que debe abordarse de forma inmediata. Sin duda alguna, extenderlo a toda la vida laboral sería la mejor opción desde el punto de vista de mejora de la contributividad y del equilibrio actuarial. Dudo que se llegue a este sistema de máximos, vistas anteriores polémicas sobre el asunto, pero necesariamente debería extenderse el actual", considera Mariano Jiménez (@MjimenezLash), presidente de la organización de consultores OCOPEN.

A su juicio, los efectos dependerán de cómo se haga, es decir, duración, posibilidad o no de elegir periodos favorables, forma de rellenar lagunas de cotización, etc. "Y es muy relevante cómo quede al final, porque puede constituir un mecanismo de mejora en la sostenibilidad o todo lo contrario, si se conforma como un menú a la carta".

Sobre el autor:

Pepa Montero

Pepa Montero

Pepa Montero es redactora especializada en temas de economía. Ha trabajado en medios como El Economista y La Gaceta de los Negocios. Es autora del libro de relatos La casa de las palmeras (Azul como la Naranja, 2013).

… saber más sobre el autor