Pensiones

Pensiones: las nuevas altas de jubilación descienden el 7,5% hasta agosto

Pepa Montero

Miércoles 25 de septiembre de 2019

4 minutos

En los ocho primeros meses se han jubilado 203.402 personas, frente a 219.837 en 2018

Jubilación forzosa: ¿Sabías que te pueden obligar a retirarte?

El gasto en pensiones marca otra cifra récord: 9.693 millones, casi un 5% más

Pensiones del futuro: menor cuantía, cuentas nocionales o jubilarse a los 70 años

Los pensionistas pagan a Hacienda 13.400 millones al año vía IRPF

 

 

Las estadísticas de pensiones contributivas del mes de septiembre confirman un nuevo récord del número de pensiones (el 1,18% más, hasta totalizar 9.760.229 prestaciones) y del gasto de la Seguridad Social necesario para sufragar estas prestaciones (el 5% más, con un desembolso de 9.693 millones de euros), así como un importe récord de la pensión media que abona el sistema público (993,11 euros mensuales, el 3,73% más que hace un año) y también récord de cuantía de la pensión de jubilación (1.140,71 euros mensuales, el 3,38% más). Así lo confirman los datos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social (@empleogob), a cuyo frente se halla la ministra en funciones Magdalena Valerio (@mvalerio_gu), y que ponen de nuevo en evidencia la factura cada vez más onerosa de las pensiones.

En medio de estas cifras en constante alza, que añaden presión a las cuentas públicas, destaca la disminución registrada en el número de las nuevas altas de jubilación, que entre los meses de enero y agosto de 2019 han descendido el 7,48% respecto al mismo periodo de 2018. En concreto, en los ocho primeros meses de este ejercicio se han retirado 203.402 personas, frente a las 219.837 nuevas altas contabilizadas en los mismos meses de 2018 (ver gráfico inferior).   

Fuente: Seguridad Social

 

Aunque habrá que esperar al cierre del ejercicio para comprobar si se confirma esta tendencia a la baja de los nuevos jubilados, la evolución de los últimos 20 meses así lo sugiere, ya que por ejemplo, en enero de 2018 se jubilaron 35.969 personas y un año después se retiraron tan solo 31.439. De igual modo se observa que, a partir de enero de 2019, la cifra de los nuevos jubilados se ha mantenido por debajo de los 30.000 todos los meses. 

Por lo que respecta a agosto, y de acuerdo a las estadísticas de la Seguridad Social (@info_TGSS), el mes pasado se han dado de alta como nuevos jubilados 20.244 personas, casi 5.000 menos que en idéntico periodo del año precedente, fecha en la que ingresaron al sistema público 25.064 personas.    

Pensión media de las nuevas altas
Fuente: Seguridad Social

 

Lo que sí continúa su evolución al alza es la cuantía de las pensiones que cobran estos nuevos jubilados: 1.456,35 euros de media este pasado agosto, en el caso de los cotizantes pertenecientes al régimen general de la Seguridad Social, y algo menos, 1.333,69 euros, que perciben en promedio los nuevos jubilados en el conjunto del sistema.

¿Estamos ante un cambio de tendencia?

Los últimos 15 años se han estrenado con elevadas cohortes de nuevos pensionistas, a tenor de las estadísticas disponibles en la web de la Seguridad Social, donde puede analizarse la evolución pormenorizada del volumen de nuevos jubilados. Tomando como referencia los datos de enero desde 2005 hasta 2019, se observa que el mayor pico de nuevas altas se produjo en enero de 2011 (un total de 38.343 se jubilaron), coincidiendo con la crisis económica, y antes de que se promulgara la Ley de reforma de las pensiones de 2011, que entre otros aspectos, endureció el acceso a la jubilación y estableció un periodo transitorio para aumentar la edad de retiro, así como unos plazos para ir incrementando el periodo de cómputo para la base reguladora (pasó de 15 a 25 años, a razón de un año desde 2013 a 2022).

Fuente: Seguridad Social

 

A partir de 2011, las nuevas altas en enero han ido ralentizándose, con cifras en torno a los 32.000-33.000 personas, excepto en el primer mes de 2018, cuando se jubilaron casi 36.000 trabajadores.  En cambio, en enero de 2019 la estadística regresó a una senda más moderada, contabilizando un total de 31.439 nuevas altas de jubilación.

Lento retraso de la edad de jubilación anticipada

Si la legislación no cambia, en 2027 coexistirán dos edades legales de jubilación en España: los 65 años, si se han cotizado 38 años y 6 meses o más, y los 67 años, en el caso de que se haya cotizado menos. Así lo fija la reforma de las pensiones, mediante la cual se estableció un régimen progresivo para extender hasta los 67 de manera paulatina la edad oficial. Las modalidades de jubilación están detalladas en la web del Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Este año 2019, según el calendario elaborado por la Seguridad Social, desde el día 1 de enero pueden acceder a la jubilación, cobrando el 100% de la pensión, quienes cumplan estos requisitos:

-Personas con 65 años cumplidos: podrán retirarse siempre que hayan cotizado durante 36 años y 9 meses o más.

-Personas con 65 años y 8 meses cumplidos: esta es la edad legal para jubilarse si se tienen menos de 36 años y 9 meses cotizados.

 

AÑO, PERIODOS COTIZADOS Y EDAD PARA LA JUBILACIÓN ORDINARIA

Cuadro de jubilación ordinaria
Fuente: Seguridad Social

 

Pero lo cierto es que un gran número de trabajadores se siguen retirando antes de la edad legal, de forma anticipada, muchos incluso antes de cumplir los 60 años (en este caso, las nuevas altas suelen proceder de EREs y programas de bajas voluntarias incentivadas de grandes empresas). 

Según las últimas estadísticas, desde febrero de 2019 se observa un lento aumento de la edad de jubilación anticipada, ya que la mayoría de quienes se han retirado antes de tiempo entre febrero y julio de este año tenían 63 años, mientras que en los 13 meses inmediatamente anteriores, la mayoría de las jubilaciones adelantadas las presentaban personas de 61 años. 

De confirmarse esta tendencia a la ralentización de las altas de jubilación, junto al incremento de la edad de jubilación, además de posibles razones demográficas, estarían empezando a dar resultado varias de las medidas introducidas en la reforma de las pensiones de 2011. Esa Ley, que los sindicatos exigen derogar, estableció restricciones a la jubilación anticipada: por cese involuntario, hasta cuatro años antes de la edad ordinaria, siempre que se acrediten 33 años de cotizaciones y se provenga de un cese laboral por causas objetivas; y también por cese involuntario, siempre que se hayan cotizado 35 años y la persona esté en situación de alta en la Seguridad Social.

La reforma de 2011 fijó asimismo incentivos para quienes decidan prolongar su vida laboral, al aplicarse incrementos en la base reguladora por cada año completo cotizado más allá de la edad ordinaria de jubilación: del 2% cuando el interesado acredite hasta 25 años cotizados al cumplir dicha edad, del 2,75 % cuando el trabajador acredite entre 25 y 37 años cotizados, y del 4% si presenta más de 37 años cotizados.

0

No hay comentarios ¿Te animas?