Al aire libre

Descubriendo a pie (o en bicicleta) la magia de la Senda del Oso en Asturias

Victoria Herrero

Foto: Turismo de Asturias

Lunes 18 de noviembre de 2019

2 minutos

Un recorrido que hace años era una antigua vía férrea para el transporte de carbón por la zona

Descubriendo a pie (o en bicicleta) la magia de la Senda del Oso en Asturias

Hoy nos calzamos las botas y nos vamos a hacer un recorrido de especial belleza por el norte de nuestro país. Nos referimos a la Senda del Oso, en Asturias, una antigua vía férrea que servía para trasladar carbón desde los concejos de Proaza y Teverga hasta Trubia. En la actualidad se ha recuperado como sendero natural para descubrir esta antigua zona minera a pie o en bicicleta. 

La ruta perfecta para hacer en familia

Este espacio natural que discurre por el valle de Teverga es el destino ideal para hacer un plan con toda la familia, ya que el recorrido no presenta mucha dificultad. Eso sí, hay que tener en cuenta que se trata de un tramo de unos 30 kilómetros, por lo que lo mejor es realizarlo con aquellas personas que están acostumbradas a hacer algo de senderismo o puedan hacer frente a esa distancia. Sin embargo, se puede hacer parte de la Senda del Oso y parar a descansar en las zonas habilitadas para ello

Descubriendo a pie (o en bicicleta) la magia de la Senda del Oso en Asturias

Así pues, el punto de partida se sitúa en la localidad de Tuñón y desde aquí caminamos hasta la localidad de Caranga de Abajo, donde se bifurca el recorrido. En este primer tramo, pasaremos por las localidades de Villanueva, Proaza y Entrago siguiendo el margen de los ríos que encontramos a nuestro paso, Trubia, Trevenga y Páramo; así como los desfiladeros naturales de Peñas Juntas y Valdecerezales. Precisamente, tras el punto de partida de este tramo, podremos ver los cercados oseros de la Fundación Oso de Asturias (@fundacionosoast).

Si queremos seguir este camino hasta la localidad de Fresnedo, acabaremos nuestra ruta visitando la bella Cueva Huerta. Hablamos de un espectáculo geológico de más de 14 kilómetros que merece la pena descubrir en pleno Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesas. Pero antes, otra de las paradas interesantes si escogemos este recorrido es el Parque de la Prehistoria de Teverga, donde todos conoceréis los secretos del arte del Paleolítico Superior en Europa (@ParqPrehistoria).

Por el contrario, si queremos seguir por el camino marcado a la derecha, pasamos por el concejo de Caranga de Arriba para visitar el embalse de Valdemurio, el desfiladero de Cuevafurada y las localidades de Las Agüeras, Bárzana, Santa Marina, Ronderos y Ricabo, donde finaliza este trayecto por la Senda del Oso.

0

No hay comentarios ¿Te animas?