Al aire libre

Disfruta del otoño en el abulense Valle de Iruelas

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Miércoles 23 de octubre de 2019

2 minutos

Las actividades en plena naturaleza son el mejor reclamo para visitar esta zona cercana a Gredos

Valle de Iruelas

El otoño es una de las mejores épocas para visitar el Valle de Iruelas, una zona de indudable valor ecológico -no en vano fue declarado Espacio Natural- donde puedes disfrutar de la naturaleza en todas sus vertientes.

El Valle de Iruelas, con casi 9.000 hectáreas, está situado en el límite oriental de la Sierra de Gredos, al sur de la provincia de Ávila, concretamente entre el Cerro de la Escusa, que alcanza los 1.950 metros, y el Embalse del Burguillo, a 730 metros sobre el nivel del mar. 

Valle de Iruelas

Reserva natural

En ese espacio destaca la presencia de una de las colonias de buitres negros más grandes de toda Europa, a la que se unen numerosos ejemplares de águilas imperiales ibéricas. Asimismo, la vegetación de la zona también es muy variopinta, con más de 600 especies entre las que hay que destacar los pinos negral y laricio.

Al haber sido declarada Zona de Especial Protección de Aves, tienes la oportunidad de observarlas junto a especialistas que organizan encuentros para ello. Precisamente esa es la primera de las actividades que puedes disfrutar en el Valle de Iruelas, pero hay más.

Valle de Iruelas
(Fuente: Wikipedia)

¿Qué hacer en el Valle de Iruelas?

Las posibilidades que ofrece esta zona situada a una hora y media de Madrid son muy diversas y van desde visitar el antiguo poblado en el que vivían los resineros que trabajaban en el monte, hasta aventurarte por los senderos que te permitirán ver los mejores paisajes de este espacio natural. He aquí algunos de los más destacados:

  • Sendero del Pozo de la Nieve. Su recorrido es lineal y la dificultad baja. Parte del Puerto de Casillas a 1.477 metros y concluye en el Pozo de la Nieve, con un desnivel de apenas 40 metros.
  • Cerro de la Escusa. También de recorrido lineal, comienza en el Puerto de Casillas y acaba en el citado Cerro de la Escusa.
  • Cerro de las Víboras. Su recorrido es circular y su punto de partida y llegada es el área recreativa “Siempre Verde”.
  • Senda El Castañar. También circular y de dificultad muy joven, comienza y acaba en el área recreativa “El Regajo”.
  • Camino de San Gregorio. De recorrido lineal, va del Embalse de Hinchona hasta El Castañar de El Tiemblo.

Además del senderismo, podrás contratar rutas a caballo e incluso recoger setas. Y si en vez de en otoño decides hacer una visita en los meses más calurosos del año, también podrás optar por montar en canoa, en kayak o incluso hacer pádel surf.

0

No hay comentarios ¿Te animas?