Al aire libre

Viaja a Larrau en Francia y conoce el espectacular puente colgante de Hotlzarte

Teresa Rey

Foto: Wikiloc Non Stop-Miranda

Miércoles 29 de mayo de 2019

3 minutos

Tiene una longintud de 50 kilómetros, una caída libre de 150 metros y está muy cerca de Navarra

Viaja a Larrau en Francia y conoce el espectacular puente colgante Hotlzarte
Teresa Rey

Foto: Wikiloc Non Stop-Miranda

Miércoles 29 de mayo de 2019

3 minutos

Si te gusta la naturaleza y además sentir el vértigo bajo tus pies, entonces el puente colgante de Holtzarte puede ser un aliciente para disfrutar de unos días al aire libre. Esta construcción se encuentra en Larrau, un pueblo de los Pirineos franceses a 31 kilómetros de Navarra.

Sentir el vacío bajo los pies

El puente es una construcción suspendida en el aire, de unos 50 metros de extensión y una caída libre de 150 metros. Está situado a la entrada de las gargantas de Olhadubi en el valle de la Soule y para llegar a él hay que recorrer un camino que parte del puente de la Mouline, cercano al albergue Logibar.

La pasarela se construyó en el año 1920 para facilitar los trabajos de explotación forestal de los bosques de este espacio natural. En el año 2010 el ciclón Xynthia destruyó la estructura y tuvo que ser rehabilitado. En la actualidad es uno de los atractivos turísticos de la zona junto a las cercanas gargantas de Kakuetta.

La superficie del puente es de madera y se sustenta gracias a unos cables de hierro sujetos a dos pilares, ubicados en ambos extremos, en forma de arco. Cuando se aprecia la estructura de lejos ya impresiona por sus dimensiones y el lugar donde se sitúa. Pero es aún más impactante cruzarlo, sintiendo el vacío bajo los pies, a la par que la superficie se balancea levemente. Si se tiene vértigo no es aconsejable atravesarlo.

La ruta

Este puente lo vistan muchos españoles debido a la cercanía con la frontera de Navarra, de modo que los turistas suelen acercarse desde el pueblo de Ochagavía, que está a unos 35 kilómetros de la misma pasarela. Para acceder desde este punto hay que atravesar el puerto de Larrau, una carrera de montaña sinuosa que puede quedar completamente cubierta por la niebla de forma inesperada, por lo que es importante informarse del tiempo que va a hacer en la zona el día que hagamos esta visita.

La ruta comienza en el puente de la Mouline y es prácticamente cuesta arriba, con un desnivel acumulado de 225 metros. Son en total de 4,2 kilómetros, pero el terreno es escarpado y resbaladizo en ocasiones, de modo que el tramo tarda en recorrerse algo más de lo normal. Está bien señalizado y no hay pérdida, pero debemos ir bien preparados y con equipación adecuada. Tras pasar el puente se puede seguir caminando y llegar hasta Larrau si continuamos por la derecha, o hasta el Logibar, si lo hacemos por la izquierda. En caso contrario, deberemos regresar por el mismo sendero.