Cine

Denzel Washington, símbolo de la lucha contra el racismo en el cine, cumple 65

Carlos Losada

Foto: Europa Press

Sábado 28 de diciembre de 2019

3 minutos

Junto a Mahershala Ali, es el único actor de raza negra que ha ganado dos premios Oscar

Denzel Washington

El mundo del cine es muy dado a crear auténticos mitos del Séptimo Arte, más aún si su carrera se ha desarrollado en Hollywood. Con el paso del tiempo, algunos actores y actrices van convirtiéndose en leyendas. Y no solo hablamos de aquellos que protagonizaban películas de la época dorada, sino de intérpretes más actuales como Robert de Niro, Meryl Streep o Al Pacino. Pues bien, uno de esos nombres que pasarán a la historia será el de Denzel Washington, quien cumple 65 años este 28 de diciembre convertido en uno de los actores más reputados.

El actor que rompe barreras

Si por algo se caracteriza la trayectoria de Washington en el mundo del cine es por su capacidad para romper barreras que hace unas décadas eran impensables. Su indudable calidad interpretativa se enfrentó durante años a la costumbre de que en Hollywood no se premiara a actores de raza negra. No en vano, antes de que consiguiera el Oscar al mejor intérprete del año en 2002 por Día de entrenamiento (coincidiendo en esa gala con el premio de Halle Berry por Monster’s ball), solo Sidney Poitier había conseguido tal hito en el año 1964.

Y eso no es todo. Este se convertía en su segundo galardón, después de que en 1990 consiguiera el de mejor actor de reparto por Tiempos de gloria. En este caso, solo Louis Gosset Jr. en 1983 y Hattie McDaniel en 1940 habían conseguido tal logro.

Un sólido intérprete

No obstante, más allá de los premios conseguidos -a los dos Oscar hay que añadir tres Globos de Oro, un premio Tony y otro Premio del Sindicato de Actores- Denzel Washington destaca por su sólido trabajo frente a las cámaras y por haber participado en grandes películas del final del siglo XX y lo que llevamos del XXI.

Y aunque debutó en el cine en 1965 con solo 11 años, no fue hasta los años 80 cuando su nombre comenzó a ser conocido gracias a su papel en Grita libertad, una película dirigida por Richard Attenborough en la que se metía en la piel de un activista sudafricano llamado Stephen Biko, que junto al periodista Donald Woods (Kevin Kline) dio el pistoletazo de salida para la lucha contra el Apartheid. La nominación al Oscar que consiguió con esta actuación le fue abriendo nuevas puertas, como la participación en Tiempos de Gloria, donde era lo mejorcito de la cinta.

Salto al estrellato

La década de los 90 supuso el gran salto de Denzel Washington, que comenzó a “estar de moda” y a ser requerido para grandes producciones de Hollywood. Es el caso de El informe Pelícano, junto a la superestrella Julia Roberts, Marea roja con Gene Hackman, Estado de sitio con Bruce Willis o El coleccionista de huesos con Angelina Jolie.

Sin embargo, de esa década destacan sobre todas las demás tres películas:

  • Malcolm X. El film dirigido por Spike Lee traía a primera plana la vida del controvertido activista que apostó por una mayor confrontación en la lucha por los derechos de las personas negras. Washington estuvo perfecto en el papel y volvió a ser nominado al Oscar.
  • Philadelphia. Aunque los focos se los llevó un maravilloso Tom Hanks, Washington fue la contrapartida perfecta interpretando al abogado que lleva el caso de un enfermo de SIDA que demanda a la empresa en la que trabaja por discriminación.
  • Huracán Carter. Excelente trabajo en este biopic que sigue la trayectoria del boxeador Rubin Carter, quien fue encarcelado injustamente 20 años por un triple asesinato que no cometió.

Reconocimiento y estrella de acción

El siglo XXI comenzó con cambios en el mundo del cine. Las estrellas de raza negra empezaban a ser más reconocidas, en parte gracias a actores como Denzel Washington, que ganó el Oscar por Día de entrenamiento. En esta película de 2002 interpreta a un policía corrupto que le hace imposible la primera jornada a un novato interpretado por Ethan Hawke.

A partir de ese momento, Washington intercalará producciones de acción con otras de gran interés. Entre las primeras tenemos que destacar algunas muy notables como Asalto al tren Pelham 123, Imparable, El protector y Los siete magníficos. Mientras que entre las segundas no podemos dejar de destacar las siguientes:

  • Plan oculto. Esta película de Spike Lee en la que se lleva a cabo un robo a un banco presenta una magnífica factura y cuenta con un Denzel Washington en plena forma.
  • American Gangster. Ridley Scott pensó en este intérprete para el papel de Frank Lucas, un capo de la heroína en la época de la Guerra de Vietnam. Su némesis será el siempre eficiente Russell Crowe.
  • Antwone Fisher: El triunfo del espíritu. Esta película destaca en la filmografía de Washington porque supuso su debut como director. En ella se cuenta la historia de Antwone Fisher, un marino con problemas de ira que comienza a recibir sesiones con un psiquiatra. De estos encuentros salen a relucir los hechos que han convertido a Fisher en la persona que es: una dura infancia y una conflictiva adolescencia.
0

No hay comentarios ¿Te animas?