Cine

Películas de gemelos con las que nos hemos criado

Verónica Mollejo

Foto: Walt Disney Productions

Martes 7 de abril de 2020

3 minutos

En el cine es habitual que un mismo actor interprete a dos hermanos gemelos en la misma película

Películas de gemelos con las que nos hemos criado

Desde que el cine se convirtió en uno de los principales medios de entretenimiento, las películas protagonizadas por gemelos han ocupado un lugar privilegiado en la mente de los espectadores. Sin embargo, debido a esta popularidad, lo que comenzó como un argumento original dentro del cine familiar o de comedia, poco después adquirió tintes muy distintos. El thriller, el terror o el drama también quisieron aprovechar los recursos narrativos de dos personajes prácticamente iguales.

Así, como resultado de esa evolución y el auge que también experimentó esta temática en los 90, con títulos como Tú a Londres y yo a California, El hombre de la máscara de hierroDos por el precio de una, las películas protagonizadas por hermanos gemelos (normalmente interpretados por un único actor) se han hecho su hueco en la industria. Incluso el cine clásico guarda con cariño algunos filmes que ayudaron a allanar el camino a este subgénero tan peculiar. ¿Con qué películas de gemelos creciste en tu infancia?

Las señoritas de Rochefort (1967)

Comenzamos con uno de los trabajos más chispeantes de Catherine Deneuve. En Las señoritas de Rochefort, la actriz francesa y Françoise Dorléac dan vida a dos hermanas gemelas, ambas profesoras de música y danza, que deciden mudarse a París para progresar en sus respectivas carreras profesionales. Sin embargo, antes del gran viaje, las dos pasan un fin de semana en Rochefort que cambiará sus vidas para siempre. Este musical, que mezcla romance y comedia, obtuvo varias nominaciones a los premios Oscar de 1969, aunque finalmente se fue de vacío.

Tú a Boston y yo a California (1961)

Lo más seguro es que las nuevas generaciones no sepan que la película protagonizada en 1998 por una jovencísima Lindsay Lohan es, en realidad, una adaptación de este clásico familiar de los 60. Al igual que su predecesora, Tú a Boston y yo a California sigue a dos niñas gemelas que, tras verse en la obligación de crecer separadas debido al divorcio de sus padres, vuelven a encontrarse años después en un campamento de verano.

Lo más sorprendente de todo es que ninguna conoce la existencia de la otra, por lo que al descubrir que son hermanas deciden unir sus fuerzas para juntar a sus padres y volver a ser una familia. Bajo el sello de Walt Disney Production, la cinta obtuvo varias nominaciones a los premios más prestigiosos y motivó la producción de una serie de televisión que continuaba la historia original.

Empiecen la revolución sin mí (1969)

Sacando el máximo partido a esta temática, esta comedia de Bud Yorkin no recurre a una única pareja de gemelos, sino a dos. Dos grandes rostros del cine como Gene Wilder y Donald Sutherland dan vida a cuatro hermanos gemelos que, como de costumbre, son separados al nacer. Mientras dos de ellos se crían como parte de la realeza, los otros crecen en el seno de dos familias de campesinos.

Partiendo de esta premisa, el argumento se desarolla durante la Revolución francesa, un marco dramático que aquí abordan a modo de parodia, enredando a los protagonistas en multitud de intrigas palaciegas.

Un hombre fenómeno (1945)

En este caso, el género fantástico también se abre paso en el cine de gemelos. Danny Kaye es el encargado de ponerse en la piel de Edgar, un tímido bibliotecario que es manipulado por su hermano gemelo, convertido en fantasma tras ser asesinado, a quien también interpreta. Con el objetivo de continuar con los negocios del fallecido y vengar su muerte, el protagonista deberá ocupar el lugar de su hermano al frente de un 'nightclub'. La película, que fue estrenada en 1945, sorprendió tanto a la industria que obtuvo el Oscar a los mejores efectos visuales.

A través del espejo (1946)

Como hemos visto anteriormente, las películas protagonizadas por hermanos gemelos no solo encontraron su sitio en el cine familiar y de comedia. Un buen ejemplo de ello es A través del espejo, de Robert Siodmak. Con la ayuda de una de las actrices del momento, Olivia de Havilland, el director plasma en la gran pantalla un thriller psicológico que comienza con el asesinato de un médico. La principal sospechosa es una mujer que fue vista abandonando la escena del crimen. Sin embargo, cuando la policía comienza a investigar el caso, descubren algo sorprendente de este misterioso personaje.

Una vida robada (1946)

Y finalizamos este repaso con una de las actrices más recordadas de la época dorada de Hollywood, Bette Davis. Acompañada de Glenn Ford, Dane Clark y Walter Brennan, Davis interpretó en este drama de Curtis Bernhardt a dos hermanas gemelas, Kate y Patricia, que se enamoran del mismo hombre mientras veranean en la casa de su primo. Sin embargo, este únicamente tiene ojos para Patricia, con la que termina casándose, mientras Kate es incapaz de superar sus sentimientos hacía su cuñado.

0

No hay comentarios ¿Te animas?