Gastronomía

5 plazas mayores españolas donde comer de lujo

Sábado 28 de diciembre de 2019

3 minutos

Cinco ciudades españolas donde todavía es posible comer bien en sus turísticas plazas mayores

La ciudad de Salamanca se engalana para vivir sus fiestas patronales

Las plazas mayores empiezan a aparecer en las ciudades españolas a finales de la Edad Media y son, sin duda, una de la aportaciones más importantes al urbanismo europeo de la época. Eran y siguen siendo, en muchos casos, el centro principal de la vida pública en la ciudad. Allí se localizaba el ayuntamiento, el mercado y cualquiera de los actos solemnes y actividades populares.

Actualmente, continúan siendo el corazón de las ciudades y es la primera visita obligada para turistas nacionales y extranjeros. Por esto, y como ocurre con cualquier atractivo turístico masificado, a veces nos encontramos con la dificultad de encontrar buenos sitios para comer. Restaurantes y terrazas con precios desorbitados y cartas donde todo cabe siempre que lleve la marca España. Afortunadamente, no siempre es así y todavía quedan sitios para disfrutar de la animada vida de estas plazas y de su gastronomía local, aunque a veces tengamos que pagar un poquito más.

Plaza de la Constitución de San Sebastián

Situada en el centro de la parte vieja de Donosti, albergaba el antiguo Ayuntamiento y posteriormente la sede de la Biblioteca Municipal. Hoy es un lugar lleno de vida y una de las plazas más importantes de la ciudad, donde se celebran las fiestas populares más importantes, como la famosa Tamborrada. Las terrazas de la plaza y sobre todo los locales de la calles aledañas son el perfecto comienzo para descubrir la fantástica gastronomía de la ciudad en forma de pintxos. Apunta nombres como Ganbara, Tamboril, Zeruko o muchos de los bares de la calle 31 de Agosto pegada a la plaza, como La Viña, Martínez, Gandarias o A fuego Negro.

Plaza de la Constitución, San Sebastián (Creative Commons)

La Plaza Nueva de Bilbao

Esta plaza de estilo neoclásico fue inaugurada en 1851, tras un proceso de construcción muy largo y complejo que duró 65 años. Hoy es uno de los lugares más emblemáticos y visitados de la capital vizcaína, no solo por turistas, sino también por los propios bilbaínos que acuden a ella a visitar su famoso mercado de los domingos y a potear (ir de bar en bar comiendo sus fantásticos pintxos y tapas acompañados de un vino o un zurito de cerveza).

Es probablemente la plaza mayor con mayor nivel gastronómico de España. Muchos de sus bares son ya clásicos de la ciudad, cuyos pintxos han ganado varios premios. No podrás decidirte cuando te enfrentes a las majestuosas barras del Bar Charly, Gure Toki, Sorginzulo, El Urdina o La Olla.

Plaza Nueva de Bilbao (Creative Commons)

Plaza Mayor de Chinchón

La plaza de la localidad madrileña de Chinchón, de origen medieval, es una pequeña joya de obligada visita. Es considerada una de las más bellas y particulares de nuestro país, y ha sido escenario de diversas películas.

Bien sea para un aperitivo de domingo o para una comida copiosa, lo mejor es buscar la cocina casera de las casas más tradicionales. Algunos nombres imprescindibles: Café de la Iberia, Mesón Quiñones y sus míticas Cuevas interiores del Murciélago o el Mesón Cuevas del Vino, catalogado de interés turístico y cuya edificación está protegida por el Patrimonio Histórico Artístico de la Comunidad de Madrid. También imprescindible, la cocina más actualizada y la obsesión de Miriam Hernández por recuperar el ajo de Chinchón desde su restaurante La Casa del Pregonero.

Plaza Mayor de Chinchón (Europa Press)

Plaza Mayor de Salamanca

Construida durante los años de la primera mitad del siglo XVIII y de estilo barroco, es una de las más famosas y con más vida de nuestro país. Allí se encuentran turistas, estudiantes y charros que pasean entre sus soportales y se acomodan en las terrazas para disfrutar de la belleza de la plaza, mientras se anima al cuerpo con un buen tapeo. Porque la ciudad, y su casco antiguo en particular, es una de las mejores zonas de España para dejarse llevar y degustar buenas tapas a buen precio. El mítico Café Real y Las Tapas de Gonzalo en la misma plaza o, a muy pocos pasos, Casa Paca y El Mesón de Gonzalo son nombres a tener en cuenta.

Plaza Mayor de Salamanca (Creative Commons)

Plaza Mayor de León

León es, sin duda, otra de las ciudades más interesantes para disfrutar de su gastronomía. Su Plaza Mayor integrada en el llamado Barrio Húmedo de la ciudad, es una de las más antiguas de toda España, cuya construcción comenzó en 1654.

En la misma plaza y en todas las calles que la rodean podrás disfrutar de los fantásticos embutidos del Entrepeñas, las famosísimas croquetas de El Rebote, la buenísima morcilla de La Bicha o las particulares patatas fritas de El Flechazo. También, en la misma plaza, hay otra propuesta interesante más actualizadas como la del gastrobar Mama Tere.

Plaza Mayor de Leon (Creative Commons)

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?