Gastronomía

¿Qué es una "crock pot" u olla de cocción lenta?

Ruth Macarrón

Martes 30 de abril de 2019

2 minutos

El electrodoméstico que resulta totalmente imprescindible en las cocinas 'slow'

Qué es una crock pot (Bigstock)

Aunque los primeros ejemplares se fabricaron en los años 70, el auge por la alimentación saludable ha vuelto a poner a este pequeño electrodoméstico en la lista de los más codiciados en nuestras cocinas. Opuesta por principios a la olla exprés, las crock pot u ollas de cocción lenta son indispensables si te gusta cocinar en casa recetas tradicionales o guisos de carne o verduras. Te explicamos en qué consisten.

En qué consiste la cocción lenta

Al contrario que en una olla rápida, la que usamos para cocinar legumbres, verduras o guisos en un menor tiempo que con una cacerola tradicional, las ollas de cocción lenta o crock pot alargan este proceso, manteniendo una temperatura más baja durante mucho tiempo. La cocción lenta permite, además de mantener y potenciar los sabores, conservar las propiedades de los alimentos, que en ocasiones se pierden al aplicar altas temperaturas.

Los guisos resultan especialmente buenos en este tipo de ollas, por ejemplo los estofados, porque la gelatina que desprende la carne se va ligando lentamente con la salsa, y además quedan más tiernas. También son estupendas para preparar postres, como el arroz con leche o las manzanas asadas.

Cómo es una crock pot

Las ollas de cocción lenta son pequeños electrodomésticos que van enchufados a la corriente eléctrica. Por fuera llevan un revestimiento cerámico, y suelen llevar una tapa de cristal. A pesar de ser eléctricos y tener que tenerlos enchufados durante horas no tienen un gran gasto energético, por lo que su consumo es muy económico. El recipiente interior y la tapa de la crock pot se pueden lavar a mano o en el lavavajillas. Se comercializan en distintos tamaños y capacidades, para adaptarse a todas las cocinas y comensales.

Su uso es realmente sencillo porque solo es necesario poner los ingredientes de la receta dentro del recipiente y programarla: la olla se encargará de cocinar a fuego lento y durante horas, y mantener la comida caliente hasta que haya llegado el momento de degustarla.

La crock pot se ha convertido en un símbolo de la slow food o comida lenta, una corriente que vincula la alimentación con la expresión de riqueza cultural de las regiones, y aboga por los alimentos de temporada y de proximidad, el respeto a las tradiciones y el medio ambiente, y se opone a la estandarización del gusto en gastronomía.

0

No hay comentarios ¿Te animas?