Libros

Una guía sobre el vermut, el aperitivo que nunca pasa de moda

Teresa Rey

Viernes 29 de marzo de 2019

2 minutos

Desde su historia e ingredientes hasta recetas gastronómicas y las vermuterías más representativas

Una guía sobre el vermut, el aperitivo que nunca se pasa de moda (Ed. GeoPlaneta)

El vermut nunca se pasará de moda, de hecho cada vez lo está más. Por ello, se ha vuelto a lanzar una segunda edición de La guía del Vermut (Ed. GeoPlaneta), actualizada y con todo lo que se necesita saber acerca de esta bebida, requisito imprescindible de muchos encuentros sociales. A pesar de tener cierta reminiscencia vintage, la verdad es que el vermut se está adaptando a los nuevos tiempos.

Las marcas lo están haciendo, y por ello también han innovado en lo que se refiere a este clásico del aperitivo, que ya no se vincula solo a generaciones mayores, sino que empieza a atraer a los más jóvenes, sobre todo, para tomarlo en compañía de una buena tapa. Aunque, como siempre, respetando el consumo moderado de alcohol.

Una guía completa

Todas estas tendencias y novedades que empiezan a rodear al vermut se recogen en la guía. Pero esto es solo una parte, porque el libro realmente recoge notas históricas haciendo un repaso al uso de esta bebida en otras épocas.

El lector puede encontrar en este libro una selección de los mejores vermuts que se elaboran en nuestro país (con descripciones detalladas y notas de cata), recetas gastronómicas con chefs de vanguardia, recetas de cócteles y un listado de las vermuterías más representativas que elaboran o se interesan por los vermuts artesanos con un sello de identidad.

Cómo se prepara un vermut

La guía recoge cómo se elabora un vermut con infinidad de detalles. Así, nos recuerda que los ingredientes básicos de todo vermut son vino, agua, alcohol, una mezcla de botánicos y, opcionalmente, azúcar caramelizado, que sirve para darle color. Después, las combinaciones son infinitas y cada fabricante posee su propio secreto para dar el toque final. Esto se puede apreciar por “la mezcla y proporciones de las diferentes plantas, flores, frutas, especias y raíces que intervienen en su elaboración. Lo que se busca en un buen vermut es alcanzar el equilibrio perfecto entre amargor, dulzor y acidez, y asegurar un retrogusto largo y característico del producto final”.

Cada uno de esos componentes es fundamental así como su elección. Por ejemplo, el vino, que normalmente es blanco y que suele ser joven de entre 11 y 12 grados de alcohol, aunque en España se consume más el rojo conocido como vermut negro y que utiliza vino tinto. La mezcla de las hierbas aromáticas, donde se han de saber conjugar sabores dulces y amargos, es otra de las claves. El azúcar le da ese gusto definitivo que cada marca decide en función de su propia identidad, por ello los encontramos desde extra-secos (su contenido en azúcares es inferior a 30 g por litro) hasta dulces (sus azúcares son superiores a 130 g por litro).

Todos estos secretos son los que podremos ir descubriendo en esta completa guía, además de un índice de vermuts y otro de bodegas, junto otras curiosidades relacionadas con este clásico del aperitivo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?