Viajes

Conoce qué villas romanas bien conservadas puedes ver en España

Teresa Rey

Foto: http://www.provinciadevalladolid.com

Viernes 29 de noviembre de 2019

4 minutos

El mapa de España está plagado de vestigios romanos siendo uno de ellos estas grandiosas casas

Conoce qué villas romanas bien conservadas puedes ver en España

El mapa de España está plagado de vestigios romanos siendo uno de ellos sus villas. Realmente estas eran un tipo de viviendas que se unían a otros modelos existentes como las casas a secas (la vivienda básica), las domus (propias de familias adineradas) y las ínsulas (bloques de viviendas de dos o tres plantas donde vivían las clases populares en régimen de alquiler). Las villas eran construcciones ubicadas en las periferias de las ciudades y que también pertenecían a las clases pudientes. A veces se destinaban al recreo y al ocio, y otras eran la base desde la que se gestionaba una superficie agrícola.

Al visitar las villas romanas que hay en España, descubriremos cómo era el sistema de calefacción que empleaban en la época así como el de agua corriente y los baños termales. Se sabe que los romanos usaban artilugios que seguramente nunca se nos han pasado por la imaginación como pinzas de manicura. Además, se ha descubierto que la caza era muy importante en la vida cotidiana por la gran cantidad de mosaicos encontrados con dibujos que muestran esta temática, aparte de los utensilios y armas que se han hallado en diversas excavaciones.

Villa Fortunatus (Fraga, Huesca)

El yacimiento de Villa Fortunatus se encuentra a unos 5 kilómetros al norte de Fraga en el término de Pilaret de Santa Quiteria en Huesca. La construcción data del siglo II d.C., y por lo grande que es así como por su decoración se sabe que perteneció a una familia romana rica. Su nombre se debe a una inscripción de mosaico que hacer referencia al propietario.

La distribución es la habitual de estas viviendas romanas, con estancias dispuestas alrededor de un patio abierto porticado. Parte de su decoración mural se conserva in situ y otros mosaicos están en el Museo de Zaragoza.

Villa Fortunatus Huesca

Fuente Álamo (Puente Genil, Córdoba)

Este yacimiento se encuentra a tres kilómetros del centro de Puente Genil, y data del siglo III d.C. Pasó por distintas generaciones y se cree que alcanzó su máximo esplendor a finales del siglo IV y durante el siglo V d.C., como lo corroboran los lujosos mosaicos hallados y que son únicos en nuestro país. Esta variedad en cuanto a los propietarios y el cambio en las creencias religiosas, es lo que hace pensar que una de sus habitaciones, debido a su distribución arquitectónica, se rindiera culto al dios oriental Mitra, y probablemente su uso se cristianizaría después.

La estructura de la casa está definida por un arroyo ubicado a ambos lados de la misma. En la parte norte se sitúa la zona destinada al almacenamiento, que se cree era de vino y aceite. En este lugar destaca el interesante entramado de graneros con un sistema de ventilación que impedía que el trigo se fermentase. Luego está la zona sur, que se comunicaba con el otro extremo a través de una galería de 38 metros que transitaba sobre el arroyo, y en donde la villa está muy bien conservada.

Fuente Álamo

Almenara-Puras (Valladolid)

El Museo de las Villas Romanas y la Villa Romana de Almenara-Puras (Valladolid) es uno de los centros de interés turístico más relevantes de Castilla y León. Este complejo está formado por dos edificios complementarios. Por un lado, se puede visitar el museo, que es el primer espacio turístico-cultural de este tipo que hay en España, y que ofrece una visión muy completa de la vida rústica romana.

El otro edificio visitable es la casa, que se construyó en el siglo IV d.C. y se habitó hasta el siglo V d.C. Está formada por dos patios alrededor de los cuales había 30 estancias. La mitad estaban pavimentadas con suelos de mosaico, y hay unas termas que también se pueden contemplar a la largo de la visita que se realizar sobre una pasarela elevada.

Almenara Puras Valladolid

Els Munts (Altafulla, Tarragona)

Els Munts se sitúa en un paraje idílico muy cerca de la playa a 12 kilómetros de Tarragona, de modo que sus habitantes disfrutaban del mar a la par que de la tranquilidad de la vida rural, pero sin dejar el lujo y las comodidades. Los descubrimientos en torno a la villa hacen pensar que pertenecía a las élites de la ciudad y que lo más probable es que fuera un lugar clave para las relaciones sociales, políticas y económicas.

Se erigió en el siglo II d.C. y tenía al menos dos plantas. La superior se distribuía en torno a un patio en cuyo centro había un estanque con peces. Tenía varias habitaciones que se complementaban con las del piso inferior donde también estaba el gran comedor. Había distintas piscinas de agua fría y caliente. Sobresalen algunos de los mosaicos de pared recuperados, que representan unas musas y un techo pintado en el que aparecen las estaciones del año.

Els Munts Altafulla Tarragona

Arellano (Estella-Lizarra, Navarra)

Esta edificación se conoce como la “Villa de las Musas” por el gran mosaico hallado y que se denomina de “las Musas”. Actualmente está en el Museo Arqueológico Nacional. Es un yacimiento arqueológico romano situado a 6,5 Km al sur de Arellano, muy cerca de la localidad de Estella-Lizarra.

Los restos arqueológicos muestran que esta villa se edificó entre los siglos I y V d.C. Destacan las dependencias dedicadas a la producción de vino, y las posteriores que reflejan que a su vez fue una residencia de campo lujosa relacionada con el culto a Cibeles y a su hijo y amante Attis.

La visita de las estancias se hace sobre una pasarela metálica y en este camino se descubren algunas curiosidades como una cisterna de tres metros de profundidad, que se alimentaba principalmente del agua de la lluvia.

Villa las musas

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?