Viajes

Una ruta fascinante siguiendo la estela romana en Extremadura

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Jueves 7 de noviembre de 2019

3 minutos

El trazado de la importante Vía de la Plata nos sirve de guía para conocer este pasado histórico

Una ruta fascinante siguiendo la estela romana en Extremadura

La Vía de la Plata era (y casi es) la principal vía de comunicación de la época romana en nuestro país. Un extenso recorrido que unía las ciudades de Emérita Augusta (la actual Mérida) con Asturica Augusta (lo que ahora es el municipio leonés de Astorga). Este trazado comenzó a principios del cristianismo aprovechando caminos antiguos y desde la que parten distintas calzadas romanas aprovechadas por los peregrinos, viajeros y comerciantes desde entonces.

La ruta sirve de punto de unión para conocer el pasado y la huella que los romanos dejaron en la Comunidad Autónoma de Extremadura y que hoy conocemos para descubrir los vestigios de tan importante civilización en nuestro país. Y esta tierra que hoy conocemos era la provincia romana de Lusitania con Emérita Augusta al frente administrativamente. 

Cáparra

Nuestra primera parada para conocer este pasado histórico y cultural nos lleva hasta la antigua ciudad romana de Cáparra donde el verdadero protagonismo se lo lleva su conocido arco romano. La belleza de esta estructura se debe a que es el único que se conserva con sus características en todo nuestro país; siendo la verdadera seña de identidad de la localidad. 

Es de lo poco que queda en pie de esta antigua urbe amurallada. Los romanos concedieron a esta localidad el estatus de ciudad estipendiaria. Esto significaba que los ciudadanos debían pagar un canon aunque siguieran conservando sus propias leyes, monedas o tierras. A partir del año 74 d.C. es cuando ya sus vecinos pasaron a ser ciudadanos romanos de pleno derecho.

Una ruta fascinante siguiendo la estela romana en Extremadura

Coria

Seguimos la ruta y nos encontramos con Coria, donde la visita nos lleva hasta sus antiguas murallas. La antigua ciudad de Caura estaba poblada por el pueblo vetón cuando fue invadida por los romanos en el siglo I a.C. y recibió el nombre de Caurium

De esa época, como hemos dicho, se conserva esta edificación defensiva de los siglos III-IV y en la que todavía podemos admirar, gracias a su buen estado de conservación, sus cuatro puertas (dos de las cuales se levantaron en esa época romana y las otras dos son parte de la reforma del siglo XVI de manos de los duques de Alba). 

El Palacio Episcopal, el castillo, el Palacio de los Duques de Alba, el puente medieval, la Catedral de Santa María de la Asunción o la cárcel real son otros de los puntos de interés turístico de una ciudad como Coria. 

Una ruta fascinante siguiendo la estela romana en Extremadura

Cáceres

Una de las ciudades más importantes en la actualidad también tuvo su pasado romano. Entonces su nombre era otro: Colonia Norba Caesarina y esta denominación guarda relación con la idea del emperador Julio César de crear colonias en las nuevas provincias romanas que se iban asentando.

La pena es que quedan pocos restos romanos en la ciudad cacereña y en la actualidad solo podemos observar algunos ejemplos de yacimientos de esa época como el de Castra Cecilia o los de Cuarto Roble y El Junquillo. Tras la visita a estos emplazamientos no debemos perdernos dar un paseo por una de las ciudades más bonitas de nuestro país con uno de los patrimonios históricos más reseñables de España

Alcántara

No muy lejos de nuestra parada anterior visitamos uno de los mejores ejemplos de la impronta que dejo la civilización romana tras su asentamiento en Extremadura. Es el pueblo de Alcántara, conocido por su famoso puente romano que impresiona nada más verlo. La idea, cuando se puso en pie, era facilitar la comunicación entre Cáceres y Portugal. 

Si nos detenemos en su estructura estamos hablando de dos grandes arcos centrales con una anchura de cerca de 30 metros y una altura de algo menos de 50 en estos puntos. Su diseño no corresponde a un gusto estético, sino que la idea con la que se levantó era que por debajo se permitiera el paso del río Tajo (especialmente en la época de crecida del caudal del mismo). 

Lo curioso de este puente es que se construyó antes que el asentamiento que dio lugar al pueblo. La ciudad de Alcántara surgió siglos después en la época visigoda.

Una ruta fascinante siguiendo la estela romana en Extremadura

Mérida

Como no podía ser de otra manera, terminamos este viaje extremeño con sabor a siglos pasados dando una vuelta por la capital de la comunidad y donde, a cada paso que uno da, se encuentra ejemplos de ese esplendoroso pasado romano. No en vano fue una de las grandes ciudades de la Hispania romana.

Sin duda, el gran protagonista de este acogedor municipio es su magnífico Teatro Romano donde cada año se celebra su famoso festival escénico; pero, además, no podemos olvidarnos de su Anfiteatro, su circo romano, el Acueducto de los Milagros, el Templo de Diana, el Arco de Trajano o el conjunto arqueológico de Morerías. Si te queda algo de tiempo, no dudes en visitar el Museo Nacional de Arte Romano

Una ruta fascinante siguiendo la estela romana en Extremadura
0

No hay comentarios ¿Te animas?