Viajes

Viajar a Berlín, una ciudad dinámica y vital donde la historia reciente se palpa

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Miércoles 22 de mayo de 2019

4 minutos

Cultura, compras, gastronomía y vestigios de un muro de dividió a Europa

Berlín
Mariola Báez

Foto: Bigstock

Miércoles 22 de mayo de 2019

4 minutos

Si planeas una escapada a una capital europea, Berlín es un destino a tener en cuenta. Se trata de una ciudad joven, llena de lugares interesantes y con algo que la hace distinta… la huella de un muro que la partió en dos, tras la Segunda Guerra Mundial y durante los años de la Guerra Fría, y que cayó en 1989, hace apenas 30 años, un acontecimiento histórico que seguro recuerdas.

Berlín

Lo esencial de Berlín

Divertida, cosmopolita, innovadora, amable y todavía recuperándose de un conflicto bélico de consecuencias mundiales. Son muchos los puntos interesantes de la actual capital de Alemania.

  • Si nunca has visitado Berlín, probablemente lo primero que busques es la famosa Puerta de Brandemburgo, todo un símbolo de la ciudad, situada en la Pariser Platz, que sigue siendo lugar de encuentro y punto de manifestaciones de todo tipo y de la que parte una de las principales avenidas de Berlín, la Unter den Linden. La Puerta es uno de los puntos que separa la ciudad en lo que fueron sus dos “mitades” básicas: el área occidental y la zona oriental, el sector del Este. Cerca se encuentra el Reichstag, el parlamento alemán con su imponente cúpula de criatl. Si quieres visitar el interior del edificio, tendrás que solicitar acceso previo (email o internet).
  • En dirección opuesta, partiendo de la plaza, tienes uno de los lugares menos conocidos y más impactantes de Berlín, se trata del Monumento al Holocausto, una extensa zona donde sobran las palabras y solo hay bloques de gris hormigón en varias alturas que parecen crear un extraño cementerio. Debajo se encuentra un centro de información.
  • Avanzando en tu recorrido y dejando atrás el Reichstag, llegaras a la Postdamer Platz, una de las zonas más modernas y animadas de Berlín donde es “obligatorio” un recorrido por el ultra moderno Sony Center, perfecto para hacer algunas compras.

Zona oriental 

Tras este primer recorrido por el que fuera Berlín Occidental, toca descubrir la zona oriental, teniendo como punto de partida la imprescindible Alexander Platz, con su emblemática torre de televisión. Desde aquí, te resultará sencillo visitar algunos de los monumentos esenciales de la ciudad ya que la Catedral de Berlín y Isla de los Museos, núcleo cultural en el que destaca el Museo Pérgamo, merecen una visita detenida. No es esencial pero muy cerca tienes también el museo de la RDA, curioso como pocos y perfecto para conocer cómo era la vida en la Alemania comunista tras el muro.

Y si hablamos del muro, que durante décadas dividió a la ciudad, es fácil encontrar vestigios por todo Berlín. Puedes acercarte al popular Check Point Charlie, punto fronterizo entre las dos zonas de la ciudad, presente en multitud de películas de espías y hoy lugar turístico de selfie obligado. Si quieres ver algunos de los trozos de muro que han servido como lienzo para que numerosos artistas dejaran en él su huella, deberás acercarte a la llamada East Side Gallery, una sorprendente galería al aire libre, de más de 1 kilómetro, junto al río Spree que muestra entre otras obras murales el famoso beso entre Brezhnev y Honecker.