Fernando Ónega
Opinión

Ahora, el riesgo de escisión social

Fernando Ónega
Ahora, el riesgo de escisión social
Onega Fogonazos

 

Las restricciones en Madrid provocaron una reacción que hasta ahora no habíamos visto. Hasta ahora, todas las medidas fueron asumidas con más o menos cabreo, pero con resignación. En Madrid, no. En Madrid hubo ayer protestas en la calle. Paso por alto que Podemos, socio del gobierno central, ha sido uno de los convocantes. Al fin y al cabo, siempre dijo que gobernar no le impide agitar la calle. Sí me importa, y mucho, destacar el tono de las protestas. Decían que Vallecas o Usera, por citar dos casos, no son guetos. Calificaban las medidas como clasistas, como si los ricos del norte las impusieran a los pobres del sur. La comparación de clases sociales apareció. Todo lo dicho en los medios informativos (que las zonas de las restricciones son las de empleo precario, ausencia de teletrabajo o hacinamiento) ha calado en los municipios y barrios más castigados por el Covid. Avivó sus sentimientos de marginalidad y abandono. Y, entre la realidad de esa situación y la agitación que no hizo más que empezar, ha quedado al descubierto la desigualdad. Como no lleguen a tiempo las vacunas, los efectos pueden ser el germen de una escisión social.  

 

1
Paulino González Fernández Hace 1 mes
Y, entre la realidad de esa situación y la agitación que no hizo más que empezar, ha quedado al descubierto la desigualdad. Como no lleguen a tiempo las vacunas, los efectos pueden ser el germen de una escisión social. "" ¿Acaso no estaba ya instalada la MARGINALIDAD? Solo habia que sacarla mas a flor de piel.¿No? FERNANDO.