Francisco Jose Tarazona Santabalbina
Opinión

El adulto mayor y la enfermedad oncológica

Francisco José Tarazona Santabalbina
El adulto mayor y la enfermedad oncológica

Los habitantes de este planeta llamado mundo, y no únicamente los de los países desarrollados, han experimentado un incremento de la expectativa de vida convirtiéndose en un proceso demográfico nuevo, el cual se ha venido a llamar, no sin cierto cariz peyorativo, como envejecimiento poblacional. Este cambio demográfico, que como individuos debe suponer un motivo de alegría para los estados, supone más un reto que una amenaza, debido al posible incremento del coste de la atención social y sanitaria a una ciudadanía de pleno derecho que ha cumplido con sus obligaciones fiscales a lo largo de su vida. En este contexto, las previsiones demográficas proporcionadas por las Naciones Unidas para este mismo año 2020, estiman que en España se diagnosticarán 246.713 casos nuevos de cáncer, de los que casi la mitad se manifestarán en pacientes mayores de 70 años.

De estos más de 123.000 adultos mayores que están y van a ser diagnosticados a lo largo del año de una enfermedad oncológica, unos son robustos otros prefrágiles y otros frágiles. Esta distinción, que puede parecer un etiquetado rápido, permite la toma de decisiones, algunas rápidas y otras diferidas, en la atención a unos pacientes que presentan algunas complejidades específicas a la hora de ser tratados, como son la escasa representación de este grupo etario en los ensayos clínicos que evalúan tanto la utilidad terapéutica de los tratamientos oncológicos como su perfil de seguridad (en el que influye muy importantemente en los adultos mayores el estado nutricional, funcional y su función cardiaca, hepática y renal); la posible y frecuente comorbilidad; la preservación de la funcionalidad y de la calidad de vida, por encima de la propia supervivencia global; y la deseable atención centrada en la persona escuchando y respetando las preferencias del adulto mayor.

En este sentido, la atención geriátrica cobra más importancia para el adulto mayor y para la eficacia y la eficiencia de los sistemas públicos de salud, debido a que la valoración geriátrica integral permite detectar a pacientes prefrágiles y frágiles en situaciones de vulnerabilidad reversible y favorecer que, a través de un programa de rehabilitación de entre cuatro y seis semanas, que el adulto mayor revierta los problemas detectados y pueda someterse a los mismos tratamientos que pacientes más jóvenes, sin experimentar mayores efectos adversos debidos a unas condiciones físicas y funcionales alteradas. Sin embargo, la implantación de las unidades de oncogeriatría, tanto en consultas externas como durante la hospitalización por procesos quirúrgicos relacionados con la enfermedad oncológica, es desigual en el territorio español, a pesar de la eficacia y de la eficiencia demostrada en la atención a estos pacientes, preservando en los mejores niveles óptimos su estado funcional, afectivo y cognitivo y generando importantes ahorros al sistema público al reducir las complicaciones, el uso inapropiado de medicamentos y prevenir importantes síndromes geriátricos como el delirium.

Es por ello que, a lo largo de los 365 días del año, pero especialmente hoy, desde la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología abogamos por una atención multidisciplinar al adulto mayor. Para ello es necesaria la correcta vertebración de estas unidades, de forma equitativa, en todo el territorio estatal. De ese modo podremos favorecer el acceso del adulto mayor con enfermedad oncológica a una atención más centrada en la mejora y, al mismo tiempo, mejorar la eficiencia en la atención del sistema público de salud.


Francisco José Tarazona Santabalbina es doctor en medicina y especialista en geriatría. Trabaja en el Hospital Universitario de LaRibera y actualmente es vocal clínico de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología y miembro del Executive Board (Finance Director) de la European Union Geriatric Medicine Society (EUGMS).

 

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?