Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

¿Podemos retrasar el envejecimiento?

Ramón Sánchez-Ocaña
España está en la segunda transición demográfica, la del envejecimiento

Desde muchos rincones se nos ofrecen soluciones casi milagrosas para contrarrestar el paso de los años. ¿Sirven para algo esos tratamientos antienvejecimiento? Como todo, tiene parte de verdad y en algunos casos, mucho de exageración. 

La realidad es que se pueden conseguir buenos resultados y sobre todo, se puede envejecer mucho más despacio. El problema es que tenemos que tomar medidas mucho antes de ser viejos, porque no se envejece de repente. 

Es verdad que la edad va deteriorando todos los órganos. Los vasos sanguíneos se contraen más y se dilatan menos, las células del hígado están más oxidadas y generan menos energía, la piel pierde elasticidad, el sistema inmunitario pierde eficacia, el número de neuronas que se mueren es mayor, y su renovación es más lenta. Eso ocurre en todo ser vivo. Pero los expertos nos dicen que en ratas de 2 a 24 meses (que equivaldría a los 75 años del ser humano) se ha logrado reducir esos procesos. Y con determinados tratamientos se puede modificar la velocidad del envejecimiento . 

Porque no se trata tanto de aumentar el numero de años que vivimos, como de lograr una notable mejoría en la calidad de vida en esos años. 

La mujer, que está hormonalmente protegida hasta los 50 años, comienza precisamente a esa edad de la menopausia a  tener problemas. Sería el momento idóneo para ocuparse de su envejecimiento. El varón debería empezar también hacia los 50 años para lograr buenos resultados, porque como se deteriora más que la mujer, la mejoría será más evidente.

¿Y en que consiste? Primero en conocer la edad biológica del individuo que normalmente no es la misma que indica el calendario. 

El tratamiento suele iniciarse con medidas dietéticas, hábitos saludables, una tabla suave de ejercicios físicos y también en muchas ocasiones fármacos a base de antioxidantes. Y como en el envejecimiento son muy importantes las hormonas, en algunas ocasiones se prescriben como las que estimulan las enzimas antioxidantes. 

¿Y quiere saber cuanto puede costar? Pues según nos informan lo que podrían costar unas cortas vacaciones....

Ya sabe: no espere a ser viejo para ocuparse de la vejez...

Sobre el autor:

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña (Oviedo, 1942) es miembro del Comité Editorial de 65Ymás. Estudió Filosofía y Letras y es licenciado en Ciencias de la Información. Fue jefe de las páginas de Sociedad y Cultura de El País, y profesor del máster de Periodismo que este periódico organiza con la Universidad Autónoma de Madrid. 

En 1971 ingresa en TVE. En una primera etapa se integra en los servicios informativos y presenta el programa 24 horas (1971-1972). Entre 1972 y 1975 continúa en informativos, presentando el Telediario. No obstante, su trayectoria periodística se inclina pronto hacia los espacios de divulgación científica y médica, primero en Horizontes (1977-1979)​ y desde 1979 en el famoso Más vale prevenir, el cual se mantiene ocho años en antena con una enorme aceptación del público.

Tras presentar en la cadena pública otros dos programas divulgativos, Diccionario de la Salud e Hijos del frío, fue fichado por Telecinco para colaborar primero en el espacio Las mañanas de Telecinco y posteriormente en Informativos Telecinco.

Es colaborador habitual de radio, periódicos y revistas, y autor de una veintena de libros, entre los que destacan Alimentación y nutrición, Francisco Grande Covián: la nutrición a su alcance, El cuerpo de tú a tú: guía del cuerpo humano, Guía de la alimentación y Enciclopedia de la nutrición

En 2019 entró en el Comité Editorial del diario digital 65Ymás, en el que colabora actualmente.

… saber más sobre el autor