Cartas al director

¿Y por qué no una banca pública?

Julio Méndez Menéndez de Llano

Jueves 3 de febrero de 2022

2 minutos

¿Y por qué no una banca pública?
Julio Méndez Menéndez de Llano

Jueves 3 de febrero de 2022

2 minutos

Cartas al director (cintillo)

 

Personalmente no tengo ninguna duda. Estoy seguro de que si se quiere, se puede. Experiencia hay para saber en qué manos se puede poner. Tenemos muchísimas personas honradas y capacitadas. ¿Es tan complicado dar un paso atrás y crear una banca pública en España?, ¿recrear las cajas de ahorro? No hay quien añore, por ejemplo, la Caja Postal de Ahorros o los diversos bancos de crédito, o aquellas otras cajas económicamente saneadas y rentables, que se cargaron por la puerta trasera…

Hubo un largo tiempo que los españoles gozábamos de unas entidades que nos garantizaban, más o menos, nuestra situación de clientes con la seguridad del respaldo estatal. Pero, como suele suceder, los pillos empezaron a meter sus sucias manos, los consejos de administración, nombrados a dedo, se reunían para cobrar dietas de asistencia, para obtener algunos favores y poco más, pero no se preocupaban del desfalco lento y permanente, hasta que ya no hubo remedio. Aquello era el final, todas las entidades a la ruina, eso sí, sin culpables o con algunos 'cabezas de turco' que pagaron por todo el resto, pero nadie sabía cómo se había llegado allí. Nadie pidió perdón, todos miraron de soslayo…

Y las cajas de ahorro fueron desapareciendo, o casi regaladas, o absorbidas por la banca privada, y, para más burla, con la inyección de 60.000 millones de euros, de los nuestros, de todos nosotros. ¡Y la banca privada aplaudiendo con las orejas, vía libre! Ahí comenzó su camino sin trabas, ya controlan nuestras nóminas, las pensiones, las finanzas, los ahorros; nos fueron llevando hacia su proyecto y parece que ya, definitivamente, estamos en sus manos.

He de hacer una mención específica, porque me tocó de cerca: todos los pasos que dio lo que en principio de llamaba Caja de Ahorros y Monte de Piedad de la Coruña en Lugo, que después de muchos años y muchos abusos, se “regaló” y pasó a ser ABANCA, con el mismo estilo del resto: a ganar todo lo posible. Los clientes ya aguantarán...

Y desde ese momento, a mirar hacia otro lado. Nadie da un paso adelante, nadie se mueve, ni la clase política, unos u otros? ¿Ni los ciudadanos? ¿Nadie? ¿Cuáles son las razones?

 Pues yo no me resigno, creo que hay que defenderse de quienes casi son dueños de muchas de nuestras cosas. ¡La dignidad está por encima de ellos, sin duda!


Si eres lector o lectora de 65YMÁS y quieres denunciar cualquier situación de la que hayas sido testigo, dar tu opinión sobre cualquier tema de actualidad o sobre cualquier circunstancia que te afecte, puedes enviarnos una carta a nuestro diario. Es muy sencillo. Sólo tienes que entrar en CARTAS AL DIRECTOR o rellenar este formulario:

Carta director

Sobre el autor:

Julio Méndez Menéndez de Llano