Fernando Ónega
Opinión

Historia de luchadores

Fernando Ónega
Columna Norte.

Hice las cuentas del esfuerzo de la Marcha de los Pensionistas y es impresionante: etapas de 30 kilómetros diarios, a prueba de deportistas. Me emocionó ese hombre de 84 años que resistió como un mozalbete. Me fijé en las suelas de las zapatillas de uno de esos peregrinos y las llevaba rotas. Todos hablaban en los reportajes de las vejigas y las heridas de sus pies. ¿De dónde sacarán sus fuerzas? De su fe. De su espíritu de luchadores. No hicieron una marcha de hedonistas. No salieron a la carretera por el placer de andar ni por poner a prueba su resistencia. Lo hicieron porque una causa noble que los empuja. Lo vengo diciendo: la causa de todos. Hoy se manifestarán ante el Congreso. Señores diputados y señoras diputadas: salid, por lo menos, a recibirlos. Son los que hicieron España. Son los que tienen derecho a vivir en una España mejor.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?