Fernando Ónega
Opinión

Así no, señores políticos

Fernando Ónega
Así no, señores políticos
Onega Fogonazos

 

Abril termina de forma deprimente. Las asociaciones de mayores, según se puede leer en este diario, consideran el Plan Sánchez como “confuso y ambiguo”. Los pequeños empresarios no se atreven a abrir por las limitaciones de aforo y la exigencia de distancias que los pueden meter en pérdidas. Las autonomías no avalan las medidas por encontrarles muchos defectos. El concepto de provincia está a punto de desaparecer porque a los presidentes autonómicos les parece rancio y no válido para los asuntos de salud. Los de 65 y más años todavía no sabemos si podremos salir de paseo pasado mañana. Y para rematar el cuadro, la oposición abandona su patriotismo y amenaza con no votar el estado de alarma, Rufián juega al susto con la amenaza de retirar su apoyo al gobierno y el consenso que se busca para reconstruir el país se ha convertido en un disparo de denuncias que se parecen al chantaje. ¿Estas son formas de afrontar la crisis más grave de la nación en muchos años? No, no lo son. Señores políticos de todos los signos, dejen de sobreactuar. Y piensen de vez en cuando en los intereses del país.