Fernando Ónega
Opinión

Ratas de residencia

Fernando Ónega
El CERMI califica como "fallido" al Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia
Onega Fogonazos

 

Si no fuese un hecho real, parecería una película de terror. Una residencia de mayores, de nombre Vitalia, en Las Rozas de Madrid. Un director con aspecto amable que seduce a residentes mayores de 90 años. Una supuesta médica y también supuesta compañera sentimental del director, que les inyecta sedantes. Y una operación que consiste en robarles los ahorros que tienen en el banco. Incluso un plan de pensiones. Según cálculos de la Guardia Civil, las estafas de los dos cómplices pueden haber llegado a los 270.000 euros. Con razón algunos medios informativos hablan de “la residencia de los horrores”. Cada vez que veo una noticia de maltrato en esos centros, me estremezco, porque me hace pensar cuántas personas indefensas estarán sufriendo. Ahora, esta noticia del robo sofisticado simplemente me enfurece. Y lo voy a decir sin ningún tipo de moderación: hay que acabar con esas ratas que maltratan o roban. Destrozan la imagen de unos centros pensados para el bienestar de los mayores. Y, sobre todo, son inhumanos. Son la delincuencia más vil.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?