Si nos fiamos de los periódicos, vamos a la repetición de elecciones. Hoy casi todos sus titulares difunden esa conclusión tras el fracaso de la reunión entre Sánchez e Iglesias. Si ese fracaso conduce a una investidura fallida, no queda otra salida. Y ante ella, este cronista solo puede decir dos palabras: piénsenlo bien. Piénsenlo bien, porque llevamos cuatro elecciones en cuatro años y una quinta emitiría un peligroso mensaje de inseguridad. Piénsenlo bien, porque este país empieza a necesitar como el comer algo de estabilidad. Piénsenlo bien, porque la sociedad se harta de los juegos de poder y la política ya es percibida como el segundo problema nacional. Y piénsenlo bien, porque de una repetición de elecciones suele salir una repetición de resultados. Es decir, el caos interminable.

0

No hay comentarios ¿Te animas?