Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

¿Es cierto que hay menos visitas a urgencias durante un partido de fútbol importante?

Ramón Sánchez-Ocaña
EuropaPress 2361551 La Selección Española de Fútbol juega contra las Islas Feroe en el estadio de El Molinón (Gijón)

Si hay fútbol, no hay urgencias. O dicho de otra forma: durante la tarde de un partido importante, los ciudadanos no tienen necesidad de asistencia urgente a pesar de que el tráfico está fluido y se puede llegar sin contratiempos.

Y eso lo pudo comprobar un hábil programa de televisión que un sábado de gran derby, apostó sus cámaras ante el departamento de urgencias de una gran hospital de Madrid.

Ha comprobado ante su notable audiencia lo que se sospechaba y ya en anteriores ocasiones se había evidenciado: durante el partido y a lo largo de la tarde, el número de urgencias descendía de manera casi milagrosa. Muy pocas y casi todas femeninas.

A la media hora de acabar la contienda, las ambulancias empezaron a llegar con la normalidad acostumbrada.

No es preciso ser muy perspicaz para deducir qué ocurre.

Tampoco hay que ser un lince para afirmar que se abusa de las urgencias y de que la gran mayoría de ellas no son… urgentes. Aunque bien es verdad que no es el ciudadano medio quien debe saber distinguir qué es urgente y qué no lo es.

La confirmación es curiosa. Porque yo mismo he comentado muchas veces que cuando hay algún partido de fútbol en el Bernabéu se colapsa esta zona de la capital, precisamente cortando la arteria principal que da paso a dos grandes hospitales (La Paz y el Ramón y Cajal). Y siempre pensando en que ese atasco impediría el rápido acceso a las urgencias. Ahora se puede constatar que cuando hay fútbol, no hay urgencias. ¡Parece mentira!

0

No hay comentarios ¿Te animas?