Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

Si sufres alguno de estos problemas, evita los helados, polos y batidos

Ramón Sánchez-Ocaña
helados
Pildoras

 

Es el momento de hablar de un producto cuyo consumo crece en estas fechas: los helados. Debe saberse que se elaboran a base de leche, huevos, azúcar y aromas naturales. Su valor nutritivo es elevado porque sus componentes mayoritarios son las grasas y azúcares. Contienen minerales como el calcio, el fósforo y vitaminas A, B y D. Si se les añade fruta, aumenta el contenido de vitamina C. El valor energético del helado depende de la proporción de leche y azúcar que contenga. Como además puede tener huevos y frutos secos, es difícil establecer el cálculo. Puede considerarse que son de alto contenido calórico. Aproximadamente, un helado aporta calorías en un número cuatro veces mayor que un vaso de leche.

Los sorbetes y los polos, son como los helados, pero con la diferencia de que en vez de tener como componente básico la leche o derivados, es el agua a la que se añade azúcar y zumos de fruta. Puede presentarse congelado en un bloque, como el polo, o puede dársele la consistencia del helado, como es el sorbete.

Por cierto, ¿sabe cómo surgieron los polos? Su inventor fue un niño de 11 años, Frank Epperson. Hacia siempre sus propios refrescos a base de polvos de sabores que mezclaba con agua. Y utilizaba una varilla de madera para que se mezclaran bien. Un día de mucho frío, dejo sin querer en una mesita del jardín el vaso y el agua se congeló. HabÍan nacido los polos...

El granizado es un líquido de limón, de café, de cualquier fruta al que se le ha añadido un volumen apreciable de hielo muy picado.

El sorbete y el polo tienen menos calorías que el helado, ya que sólo se cuenta la proporción de azúcar que suele situarse en un 15%.

Los batidos–frutas, leche, azúcar– tienen mayor poder calórico que el helado o los sorbetes. Y es un complemento para determinadas dietas, especialmente, siempre que se quieran compensar grandes pérdidas. Por eso, su consumo debe ser evitado por quien esté a dieta. Un batido, en términos de calorías, equivale a un plato de paella.

Tenga en cuenta: helados, batidos, sorbetes, polos, son aconsejables cuando se precisen aportes calóricos agradables. También pueden ser útiles en procesos gástricos que aconsejen la leche fría. Deben evitarlos quien tenga problemas de peso o quien sea propenso a las faringitis, ya que la bebida fría puede irritar la garganta. Como pueden tener grasas animales tampoco los debe consumir quien tenga problemas de colesterol. Y tampoco los diabéticos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?