Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

Trastornos psiquiátricos e infancia

Ramón Sánchez-Ocaña
Expertos calculan que meter a 20 niños en un aula implica más de 800 contactos cruzados en dos días
Píldoras

 

Los datos son preocupantes. Puede calcularse que diez de cada cien niños menores de 12 años presenta algún problema psiquiátrico. Y por lo menos el 20% si extendemos la edad hasta los 18. Y no podemos olvidar la afirmación de los especialistas: el 40% de los trastornos psiquiátricos adultos comenzaron en la infancia. La Dra. Mardomingo, una de las más cualificadas especialistas en psiquiatría infanto-juvenil, señala que aumentan los casos de depresión y cada vez en gente más jove ; aumentan también los trastornos de ansiedad y los trastornos de comportamiento. Las causas habría que buscarlas en el cambio experimentado en la estructura familiar; en los cambios de pautas y modelos educativos y desde luego en los cambios sociales, con un giro también en la escala de valores. En definitiva, la vida se ha hecho mucho más difícil, mucho más compleja.

Los trastornos más comunes en la infancia y en la adolescencia son los relativos al déficit de atención e hiperactividad (que afectan a un 10-15 por 100), los trastornos de comportamiento (6-8 por 100) y los trastornos de ansiedad. Otros menos frecuentes y más graves son, por ejemplo, los trastornos generalizados del desarrollo –como el autismo– o la esquizofrenia. Otros problemas son las enfermedades psicosomáticas, la depresión, los trastornos del aprendizaje y los problemas de personalidad.

La frecuencia de la incidencia de problemas psiquiátricos en esta etapa de la vida varía con la edad, el sexo, y el nivel socioeconómico. En los niños son más frecuentes los trastornos de comportamiento, como la agresividad; mientras que las niñas se ven más afectadas por la depresión o la ansiedad. Precisamente, la depresión se manifiesta por igual entre niños y niñas hasta los 12 años, mientras que en la adolescencia afecta mas al sexo femenino. Los trastornos de conducta, por el contrario, afectan siempre más a los varones, aumentando la incidencia con la edad. Los trastornos de alimentación producen más problemas en las adolescentes; y la adicción a drogas y otras sustancias se suelen diagnosticar más en chicos que además, aunque no exclusivamente, suelen pertenecer a clases sociales desfavorecidas.

Actualmente y a través de los colegios se orienta a los padres de los síntomas cuya duración y repercusión podrían alertar sobre un posible trastorno. Por ejemplo, aislamiento o falta de relación con otros niños de su edad, tanto en el ámbito escolar, como social; el retraimiento y la falta de comunicación en casa. Otro síntoma de alarma sería la ruptura brusca en la evolución normal de un niño o un adolescentes que hasta ese momento había mantenido un comportamiento más o menos ajustado, con un rendimiento académico aceptable. De pronto modifica su comportamiento, aparece el fracaso escolar...

Y hay dos momentos críticos: entre los 7 y los 10 años, un momento que coincide con una nueva etapa en sus vidas que se caracteriza por mayores exigencias escolares y un periodo de socialización más pronunciado. El otro pico de incidencia comienza hacia los 14 años, con la entrada en la adolescencia. En el primer pico hay más presencia de niños y en el segundo, la incidencia está más igualada con las niñas.

Y el problema grave es el que comentábamos al principio: el 40% de los trastornos psiquiátricos del adulto comienzan en la infancia.

Sobre el autor:

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña (Oviedo, 1942) es miembro del Comité Editorial de 65Ymás. Estudió Filosofía y Letras y es licenciado en Ciencias de la Información. Fue jefe de las páginas de Sociedad y Cultura de El País, y profesor del máster de Periodismo que este periódico organiza con la Universidad Autónoma de Madrid. 

En 1971 ingresa en TVE. En una primera etapa se integra en los servicios informativos y presenta el programa 24 horas (1971-1972). Entre 1972 y 1975 continúa en informativos, presentando el Telediario. No obstante, su trayectoria periodística se inclina pronto hacia los espacios de divulgación científica y médica, primero en Horizontes (1977-1979)​ y desde 1979 en el famoso Más vale prevenir, el cual se mantiene ocho años en antena con una enorme aceptación del público.

Tras presentar en la cadena pública otros dos programas divulgativos, Diccionario de la Salud e Hijos del frío, fue fichado por Telecinco para colaborar primero en el espacio Las mañanas de Telecinco y posteriormente en Informativos Telecinco.

Es colaborador habitual de radio, periódicos y revistas, y autor de una veintena de libros, entre los que destacan Alimentación y nutrición, Francisco Grande Covián: la nutrición a su alcance, El cuerpo de tú a tú: guía del cuerpo humano, Guía de la alimentación y Enciclopedia de la nutrición

En 2019 entró en el Comité Editorial del diario digital 65Ymás, en el que colabora actualmente.

… saber más sobre el autor