Consejos

¿Tienes chimenea? Es hora de revisarla y prepararla para la llegada del invierno

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Domingo 13 de octubre de 2019

2 minutos

Limpiarla y comprobar que todos los elementos funcionan correctamente es esencial para la seguridad

¿Tienes chimenea? Es hora de prepararla para el invierno

Pocas cosas resultan más agradables que disfrutar de una tarde junto a la chimenea mientras fuera el frío aprieta, pero hacerlo requiere una sencilla revisión previa, que confirme que funcionará correctamente evitando cualquier riesgo que pueda derivarse de una mala combustión, de una salida inadecuada de humos o, peor aún, de alguna chispa que pueda saltar y acabar provocando un incendio.

Una chimenea en perfectas condiciones, mantendrá tu casa calentita, permitiéndote ahorrar en otros sistemas de calefacción y proporcionándote además momentos únicos de relax.

Comprobaciones básicas antes de la puesta en marcha

Antes de encender de nuevo tu chimenea es importante que hagas una pequeña inspección de su estado. Debes prenderla por primera vez estando limpia, sin restos de hollín del invierno anterior. Probablemente harías una limpieza al dejar de utilizarla hace ya unos cuantos meses, pero aun así, antes de reiniciar su uso, no cuesta nada un repaso que elimine el polvo acumulado (evitarás su combustión) y algún resto de hollín que quedó adherido.

Existen distintos tipos de chimeneas, desde las abiertas, tipo hogar, fabricadas en ladrillo refractario, hasta las más modernas y prácticas, las de cassettes encastrables. Limpiar las paredes de cualquiera de ellas es fácil. Solo necesitas un cepillo de cerdas duras que logre desprender el posible hollín y cualquier resto de suciedad. También tienes productos específicos, a los que puedes recurrir en caso de manchas persistentes (tal vez provocadas por la resina de algún tronco que haya ardido sin estar lo suficientemente seco).

preparar chimenea

Cada ciertos años es conveniente revisar también el tiro de la chimenea. No es algo que debas hacer tú, porque requiere profesionales especializados. Si tu chimenea no ha dado problemas, no es necesario comprobar el tubo de salida, pero si al encenderla notas algún olor extraño, el humo no sale al exterior sino que revierte en la propia estancia, llamar a una empresa deshollinadora especializad, que compruebe el interior del tiro (por si hubiese algún elemento que lo estuviese obstruyendo) y su estructura exterior, es importante. 

Revisar el estado del cristal, en caso de chimeneas de cassette, es también fundamental. Ante cualquier grieta, debes cambiarlo para prevenir una peligrosa rotura. A la hora de su limpieza, puedes utilizar un producto específico para cristales, pero un truco que funciona muy bien para dejar impecable la cara interna (la que está en contacto con el fuego) es aplicar un “limpia hornos” porque eliminará, sin problemas, las manchas provocadas durante la combustión. Comprueba, también, que el cajetín de las cenizas está limpio y que abre y cierra perfectamente.

Si tienes un hogar, es esencial que utilices una barrera de protección, que evite que cualquier chispa provoque un accidente. Recuerda que no debe haber elementos textiles demasiado cerca de una chimenea abierta (cortinas, alfombras…). Solo te falta adquirir leña bien seca (mejor de encina) con tiempo suficiente, para que cuando lleguen las bajas temperaturas, te sientes a disfrutar en tu sofá de una tarde estupenda.

0

No hay comentarios ¿Te animas?