Practicopedia

5 prácticos consejos para que elijas cortinas, visillos y estores

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Sábado 5 de octubre de 2019

2 minutos

Nada más fácil para darle un aire nuevo a una habitación que renovar los textiles que la decoran

5 prácticos consejos para que elijas cortinas, visillos y estores

Los textiles: cortinas, alfombras, cojines… tienen más importancia de lo que parece a la hora de definir el estilo de una estancia. Aportan color, influyen en la entrada de luz natural y crean ambientes específicos, haciendo que una habitación resulte más o menos acogedora. Son muchos los aspectos a tener en cuenta al elegir las cortinas, desde el tamaño del cuarto, hasta la forma de la ventana. Si no sabes por dónde empezar, estos consejos servirán para orientarte.

Mil ideas para que tus cortinas decoren y cumplan su función

En combinar diseño y funcionalidad está la clave para acertar con los textiles idóneos que cubran tus ventanas. Analizar qué necesitas en cada habitación es el primer paso. Por ejemplo, puede que para tu dormitorio te venga bien una cortina con un alto nivel de opacidad, para que puedas dormir sin problemes, pero acompañada de un sutil visillo, para que durante el día, tu cuarto sea luminoso y al mismo tiempo, cuente con la suficiente intimidad frente a miradas indiscretas.

cortinas

Teniendo claro lo que te conviene, fíjate además en:

  • Medidas. Aunque los gustos individuales prevalecen, como norma general para establecer los metros de tela que vas a necesitar para tus cortinas, debes calcular 30 - 40 centímetros más del ancho de la ventana y, al menos, 15 -25 centímetros extra de largo. Además, si las quieres fruncidas, deberás multiplicar el ancho al menos por dos (para un fruncido medio).
  • Proporciones. Hay infinitos modelos de cortinas y estores capaces de decorar cualquier espacio. Si tienes un cuarto pequeño, los estores son una excelente opción. En cambio, unas elegantes cortinas, que lleguen hasta el suelo y que puedas recoger con algún elemento como alzapaños o abrazaderas son perfectas para enmarcar un gran ventanal de un salón de buen tamaño.
  • Instalación. Tienes distintas opciones, aunque las más comunes son las barras, para cortinas con ojales, o los rieles, donde colocarlas con las clásicas trabillas metálicas. La barra resulta cómoda y práctica y las tienes en distintos acabados, para que se adapten a tu estilo de decoración (rústicas, modernas, en forja…) Si prefieres los rieles, queda bien “camuflarlos” con un tablón forrado en la misma tela, o con un bandó (bando horizontal en tela) que cumpla la misma función. Es aconsejable solo para habitaciones de techos altos.
  • Estores. Ocupan menos espacio y también existen en multitud de diseños. Se colocan fácilmente y puedes elegirlos enrollables, con sistema de varillas (se recogen paño a paño) o estilo “romano” creando ondas y pliegues. Los dos primeros son una buena idea para habitaciones de estilo moderno o para un cuarto infantil, los últimos  son más "rococó” pero resultan ideales si encajan en una habitación grande en estilo clásico.
  • Crear ambientes. Cortinas y estores pueden ayudarte a dar el toque que quieres en cada estancia. Combínalos con el resto de textiles (cojines, alfombras) de manera que creen un conjunto armonioso y acogedor, sin agobiar. Jugar con diseños lisos y estampados, o crear contrastes entre colores claros y más oscuros, es la manera de darle personalidad a cada rincón de tu casa.
0

No hay comentarios ¿Te animas?