Consejos

Cómo cuidar tus joyas para que luzcan como el primer día que las compraste

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Domingo 1 de septiembre de 2019

2 minutos

Si deseamos prolongar su vida debemos guardarlas separadas en el joyero y limpiarlas con regularidad

Cómo cuidar tus joyas para luzcan como el primer día que las compraste
Teresa Rey

Foto: Bigstock

Domingo 1 de septiembre de 2019

2 minutos

Las joyas son objetos delicados que deben cuidarse con mimo y dedicación, especialmente si deseamos prolongar su vida útil. No hay excepción y a todas hay que prestarles atención. Además de limpiarlas en función del material del que estén hechas, existen una serie de normas básicas para su conservación y así evitar, sobre todo, imperfecciones que luego impidan que las luzcamos de la misma manera.

En el joyero

Lo más importante es conservar la caja o envoltorio original y guardarlas siempre en este. De esta manera, si las tenemos guardadas en un joyero evitaremos que entren en contacto unas con otras y se rayen. Si abultan mucho se pueden adquirir fundas que son igual de efectivas y ocupan menos espacio.  

Lo aconsejable es distribuirlas en compartimentos separados dentro de los joyeros y con las cadenas cerradas y puestas en plano para tratar que no se hagan nudos.

Limpieza regular

La limpieza regular es una condición necesaria para asegurar un buen estado de nuestras joyas. En el caso de la plata y el oro existen distintas opciones, pero en general es posible lavarlas con agua templada y un jabón neutro empleando por ejemplo un cepillo de dientes. Tras aclararlas, hay que secarlas bien con un paño seco y delicadamente, para impedir el más pequeño rasguño.

Los montes de piedad conceden créditos a cambio de empeñar joyas.

Agresiones externas

Los elementos externos también las perjudican por lo que en la medida de lo posible debes tratar de que no entren en contacto con el agua de piscinas o el mar. Al mismo tiempo, si vamos a hacer la limpieza del hogar lo ideal es quitárselas, pues los detergentes o cualquier otro producto químico las pueden perjudicar. Lo mismo ocurre con cremas o perfumes.

La exposición al sol o a los cambios bruscos de temperatura puede estropearlas también, de hecho algunas gemas en ocasiones por estos contrastes modifican su color.

Deporte

Tampoco es recomendable practicar deporte con ellas. Hay que tener en cuenta que el metal se puede corroer a consecuencia del sudor.

No dormir con ellas

No es aconsejable dormir con ellas, pues contribuimos a que reciban algún golpe o que se deformen si las aplastamos sin querer. Del mismo modo, si tienes algún problema con el sistema de cierre es mejor que antes de forzarla acudas a un joyero para buscar una solución.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?