Consejos

Megabyte, Gigabyte y Terabyte: qué los diferencia y qué nos indican

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Miércoles 23 de octubre de 2019

2 minutos

Tener claras las diferencias entre estas unidades de medida nos ayudará a comprar un ordenador

Megabyte, Gigabyte y Terabyte, qué los diferencia y qué nos indican

Es habitual que al comprar productos de tecnología nos encontremos con gran cantidad de términos técnicos. Estos nos confunden y al final no sabemos bien qué es lo que más nos conviene comprar. Dentro de esta terminología es probable que hayas escuchado con frecuencia las siguientes unidades de medida: megabyte (MB), gigabyte (GB) y terabyte (TB). Tener claros estos conceptos nos ayudará a decidirnos cuando tengamos que comprar un ordenador.

Unidades de almacenamiento

El bit es la unidad básica de almacenamiento en informática y se expresa en un lenguaje binario con valores comprendidos entre el 0 y el 1. Después está el byte, que no hay que confundir con el bit, ya que es una unidad de medida formada por ocho bits y que constituye el mínimo elemento de memoria direccionable de un ordenador.

Para pasar de una unidad de medida a otra a la par que vas subiendo en la escala hay que multiplicar por 1.024 la anterior. Así, la tabla es la siguiente:

  • Byte (B) = 8 bits = 1 byte.
  • Kilobyte (KB) = 1.024 bytes = 1.024 bytes.
  • Megabyte (MB) = 1.024 KB = 1.048.576 bytes.
  • Gigabyte (GB) = 1.024 MB = 1.073.741.824 bytes.
  • Terabyte (TB) = 1.024 GB = 1.099.511.627.776 bytes.

Hoy en día la unidad de medida que se emplea para los ordenadores es el Gigabyte, que como se indica en la tabla se corresponde con unos mil millones de bytes. También hay Petabyte, Exabyte, Zetabyte, Yottabyte, Brontobyte y Geopbyte, pero estas no se utilizan para los usuarios.

Hipocondría digital en las personas mayores ¿En qué consiste este trastorno?

Qué uso vamos a dar al ordenador

Saber a qué se corresponde por tanto cada unidad de medida es importante pasa conocer la capacidad de almacenaje que va a tener el aparato que vamos a adquirir. Así, por ejemplo 1GB es capaz de almacenar 1.000 datos más que 1MB. Esto es crucial para ayudarnos a entender qué tipo de ordenador nos vamos a comprar y las prestaciones que nos va a ofrecer.

Hay que tener en cuenta también el tipo de máquina que vayamos a adquirir, pues no es lo mismo lo que puede almacenar un ordenador portátil que uno de sobremesa. Primero tendremos que ver el uso que le vamos a dar y si va a ser necesario que tenga mayor o menor capacidad en este sentido. Aunque esto siempre se puede mejorar con la adquisición de discos duros externos, que pueden ampliar esta posibilidad y que podemos evaluar si al final nos decantamos por un portátil.

0

No hay comentarios ¿Te animas?