Consejos

Precauciones para entrar y salir del portal evitando robos

Marco Herrera

Foto: BigStock

Domingo 5 de enero de 2020

3 minutos

Si existen zonas con mala iluminación en el edificio, puedes exponerlo en la junta de propietarios

Precauciones para entrar y salir del portal evitando robos

En algunos casos, y sobre todo para las personas mayores, salir y entrar a ciertas horas de los portales puede implicar un riesgo tanto para su integridad física como a la hora de sufrir el robo de sus pertenencias. Cuando la entrada a un edificio esté demasiado oscura o en el exterior haya poco tránsito de personas, es aconsejable extremar las medidas de precaución debido al riesgo de ser víctima de un robo. Repasamos algunos consejos útiles para evitarlos.

Cerrar siempre al puerta del bloque y no abrir desde el portero a extraños

Solo se debe permitir que alguien ingrese en el bloque de viviendas donde vives si estás completamente seguro de es de absoluta confianza, incluso puedes llegar a pedir su certificación en casos de servicios técnicos y repartidores. Si la persona en cuestión te crea desconfianza o ves que actúa de un modo poco natural, no te sientas avergonzado de impedirle la entrada a tu edificio.

Por supuesto, ten cuidado con las personas que llaman con voluntad de engañar y que intentan llegar a tu casa fingiendo ser un lector de contadores, un funcionario de Correos o una persona común que necesita ayuda. Puedes pedirle a esa persona que vuelva en otro momento, cuando alguien de tu confianza esté contigo.

Qué requisitos debe cumplir tu edificio para poder solicitar un ascensor si no lo tiene

Lleva preparada la linterna del teléfono

En muchos casos, es imposible dejar el teléfono móvil en casa puesto que es conveniente estar siempre localizable. Aprovecha que lo llevas y utilízalo como linterna, máxime sabiendo que muchas luces de la escalera y de las zonas comunes se apagan solas tras un tiempo y pueden dejarte a oscuras mientras encuentras el interruptor. Ese tiempo en la oscuridad puede ser aprovechado por delincuentes para acercarse a ti y robarte.

Para evitarlo, lleva la luz de la linterna del teléfono encendida hasta que te encuentres en un lugar mejor iluminado y sin peligro de apagón inminente. Mueve el haz de luz de izquierda a derecha para alumbrar todos los ángulos del lugar en el que te encuentres.

Llama a alguien

Cada vez es más común utilizar la tecnología móvil para ahuyentar a los ladrones y demás delincuentes. Otra práctica muy eficaz es la de llamar a un familiar o amigo mientras vas a pasar por zonas comunes del edificio, o de las afueras de este, en las cuales no te sientes completamente seguro. Al hablar por teléfono, el ladrón puede reconsiderar su intención de atacarte debido a que puede ser comunicado a otra persona en el momento.

Igualmente, si te agrede o te roba algo importante, al estar hablando se lo podrás comunicar a tu interlocutor en seguida y podrá acudir antes en tu ayuda o llamar a quien lo pueda hacer. Recuerda que en caso de emergencia debes llamar al 112 y desde ese número te enviarán a la policía, la ambulancia o cualquier otro servicio de emergencias que necesites.

Fachada del edificio de los hechos

Si no es necesario, no lleves objetos de valor encima

Si vas a salir a la calle a una hora en la que no te sientes completamente seguro, y simplemente sales para hacer un poco de deporte o comprar pan o fruta, lleva encima lo estrictamente necesario. Por ejemplo, si vas a comprar algo a la tienda de debajo de casa y es una hora en la que hay poca iluminación, deja en casa el monedero y lleva el dinero justo, y tampoco lleves objetos de valor como cadenas, pulseras o anillos de oro.

Si tu salida es solo para hacer deporte, mejor deja el dinero en casa y lleva lo necesario, aunque en este caso es aconsejable portar el móvil por si se da el caso de una caída, lesión o desorientación en el trayecto.

Pide compañía

A veces salir no es tanto el problema como acceder a tu portal por zonas bastante oscuras o mal iluminadas. Para ello, si tienes hijos, nietos, pareja o amigos que viven en el bloque, puedes llamarlos desde una zona segura y pedirles que bajen y te acompañen por esa parte con poca visibilidad o que, simplemente, consideras insegura.

Medidas comunitarias

Aparte de las medidas individuales que se pueden tomar en el acto, aquellas que atañen al complejo vecinal también ayudan mucho a evitar robos y persuadir a los ladrones. Por ejemplo, si existen zonas con mala iluminación, puedes exponerlo en la junta de propietarios para que se lleve a cabo una solución.

Igual pasa con la instalación de cámaras de seguridad en la entrada, muelles para que la puerta de entrada se cierre sola y no quede abierta, pudiendo entrar cualquiera; colocar un buzón para carteros comerciales fuera del edificio y evitar así que entre alguien sospechoso en los bajos del bloque; o instalar elementos punzantes en algunas zonas de los muros para que el acceso al bloque desde otros puntos no sea demasiado fácil.

0

No hay comentarios ¿Te animas?