Consejos

Precauciones para no caer en estafas y engaños en tu alquiler vacacional

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Lunes 25 de mayo de 2020

4 minutos

Si no quieres llevarte una desagradable sorpresa al llegar a tu apartamento, apunta estos consejos

Precaciones al alquilar tu apartamento vacacional

Falta poco para el verabo y tal vez estés planeando pasar unos días de descanso en la playa o en la montaña. Si tu opción es un alquiler vacacional, la oferta de este tipo de alojamientos es extensa y en Internet vas a encontrar numerosas webs con propuestas interesantes. Comparar precios, ver imágenes del posible apartamento y contar con información detallada son algunas de las ventajas que te ofrecen.

Arrendar, a través de ellas, un apartamento es sencillo y seguro en la mayoría de los casos, pero la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU @consumidores) advierte que el uso creciente de plataformas especializadas en este tipo de alquiler, ha traído como consecuencia un aumento, no solo de la oferta, sino también de las reclamaciones y demandas, porque los defraudadores utilizan nuevas fórmulas para engañar y estafar cada vez más sofisticadas y difíciles de detectar.

Medidas para evitar estafas al contratar un alquiler vacacional

Fraudes más comunes en los que puedes caer

El fin último de cualquier estafa de este tipo es el mismo: lograr que pagues por adelantado y en su totalidad el alquiler de un apartamento vacacional, e incluso puede que te exijan, además, el abono de una fianza. A la hora de caer en el engaño pueden ocurrir varias situaciones:

  • El apartamento, directamente no existe. Como primera medida de precaución, comprueba, con alguna de las posibles herramientas o aplicaciones (como Google Maps), la ubicación y dirección del apartamento en el que estás interesado.
  • El inmueble es real pero quien supuestamente te lo ha alquilado no es el propietario (nadie aparece con las llaves que en teoría deberían entregarte).
  • La descripción por la que has pagado, no tiene nada que ver con la realidad.

A la pérdida económica que supone la estafa hay que añadir el daño que implica la situación. Llegar al lugar donde se suponen van a empezar tus días de vacaciones y comprobar el engaño y sus consecuencias, desde tener que buscar, sobre la marcha, otro alojamiento al precio que sea, hasta no tener un lugar donde descansar, quizá después de un largo viaje, supone un verdadero disgusto.

Consejos prácticos para evitar estas situaciones

Cualquier precaución es poca a la hora de impedir perder tu dinero y pasar ese mal rato. La precaución empieza en el momento mismo en el que inicias la búsqueda de ese apartamento soñado a través de la red. Aunque no seas un experto informático, hay algunas pistas muy sencillas de reconocer, que deben ponerte en alerta ante la posibilidad de que detrás de ese anuncio con tan buena pinta, se esconda un ciber delincuente. Entre las que señala la Oficina de Seguridad del Internauta (@osiseguridad) destacan:

  1. Precio de alquiler anormalmente bajo. Es la más evidente. Los chollos en forma de áticos espectaculares en primera línea de playa no son frecuentes. Si tienes dudas sobre si el alquiler es demasiado barato, mira qué piden por un alojamiento similar en la misma zona. Si la diferencia es evidente, tienes el primer motivo de sospecha.
  2. Si estás buscando un apartamento vacacional en plataformas especializadas, fíjate bien en que sean las webs oficiales comprobando la URL. Cualquier mínimo cambio (una letra) indica que la página puede ser fraudulenta. Si contactas directamente con un particular, desconfía si el supuesto propietario no se identifica correctamente con sus datos completos: nombre, dirección o teléfono de contacto. Direcciones poco claras o difíciles de contrastar (generalmente en el extranjero) y contacto únicamente a través de un emai son prácticas que pueden esconder un Phising o delito de suplantación de identidad. En estos casos, el supuesto arrendador envía un correo electrónico con algún enlace que te redirige a una página falsa. También puede ser que te pida tus contraseñas o claves de usuario con cualquier excusa. Sobra decir que no debes facilitarlas en ningún caso.
  3. En las distintas webs, las imágenes de mala calidad, o aquellas que se repiten en varios anuncios, en principio de apartamentos distintos, y los textos que son copias o malas traducciones deben darte, también ‘mala espina’.
  4. Las prisas del propietario por cerrar el trato lo antes posible, instándote a enviar el dinero cuanto antes deben ponerte en alerta.
Protégete de los timos en el alquiler vacacional

Algunos consejos que conviene recordar

Si quieres contratar un alquiler vacacional y lo vas a hacer a través de alguna de las plataformas existentes (siempre recomendable) comunícate con el propietario y haz los pagos siempre a través de la web o aplicación. Si por ahorrarte sus gastos o comisión, contactas directamente con el particular, recuerda que perderás cualquier garantía que ofrezca la plataforma. Si alquilas 'por libre' procura tener al menos una conversación telefónica en la que puedas aclarar cualquier duda y hablar directamente con el arrendador.

Respecto a los pagos, recurre siempre a métodos seguros: tarjeta, paypal, transferencia bancaria. Los envíos de dinero de forma anónima, por ejemplo a través de MoneyGram, no son la mejor opción en estos casos. Mira también con ‘lupa’ las transferencias a bancos extranjeros y comprueba que el titular de la cuenta es efectivamente el supuesto propietario.

Por último, si desgraciadamente has sido víctima de una de estas estafas por internet, comunícalo inmediatamente a la plataforma para que retiren el anuncio ‘cebo’ y haz la correspondiente denuncia a la Policía o al Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil.

0

No hay comentarios ¿Te animas?