Consejos

Remedios caseros para eliminar los cardenales de manera natural

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Miércoles 14 de agosto de 2019

2 minutos

Aunque también es posible la aparición de moratones sin golpes, estos son su causa principal

bigstock Bruised Knee Of Asia Woman Se 285536767

Los moratones, conocidos también como hematomas o cardenales, suelen ser consecuencia de golpes y caídas, cuyo impacto en la piel provoca la aparición de un edema, que es la inflamación de la piel tras un choque, y una equimosis, que se produce cuando se rompen los vasos sanguíneos de la misma. En este último caso, "los glóbulos rojos de la sangre se acumulan en los tejidos adyacentes y forman una mancha de color en la superficie de la piel. Al tocarlo, este 'cardenal' suele causar un dolor cuya intensidad dependerá de la fuerza del impacto", tal y como explican desde el laboratorio Bioderma (@Bioderma_Es).

Aunque este síntoma no reviste gravedad y su magnitud se va reduciendo con el paso de los días, más concretamente tras una o dos semanas, muchas personas lo consideran una marca antiestética, por lo que buscan remedios caseros y 100% naturales para acelerar la recuperación. ¿Cuáles son los más efectivos?

Remedios caseros para eliminar los cardenales

Adiós a los cardenales con estos remedios caseros

La aplicación de hielo en la zona afectada, el aloe vera, la cebolla o la patata son algunos de los trucos más conocidos, pero no son los únicos:

  • Árnica. Esta planta es uno de los recursos más efectivos contra los hematomas. Se trata de una planta con un poderoso efecto antiinflamatorio y calmante. Además, sus propiedades analgésicas, consecuencia de la presencia de ácidos gálico, caféico y clorogénico en su composición, también ayudan a aliviar el hematoma en menor tiempo.
  • Piña. Puede resultar extraño, pero algunos expertos recomiendan ingerir más piña de lo habitual para combatir los moratones. La encargada de esta misión es la bromelaína, una enzima digestiva que descompone las proteínas que retienen fluidos en los tejidos, como la sangre de los cardenales.
  • Perejil. En este caso, debes aplicar perejil machacado sobre la herida y, después, envolver la zona. En apenas unos días, la inflamación desaparecerá gracias a su contenido en vitamina C, que permite que la sangre coagulada circule más rápido.
  • Sal. Este aderezo presente en la mayoría de hogares es un antiinflamatorio natural de gran potencia. Aplica una cataplasma de sal sobre el hematoma con ayuda de una gasa. Este ingrediente se encargará de absorber el líquido intercelular, reduciendo la inflamación y mejorando el dolor.
  • Vinagre de manzana. El todopoderoso vinagre de manzana también puede ayudarte a rebajar la intensidad del cardenal en un tiempo récord. Solo tienes que masajear la zona con una gasa empapada en una mezcla de vinagre de manzana y agua tibia. Este remedio favorecerá la circulación y, como consencuencia, disipará la sangre estancada.
0

No hay comentarios ¿Te animas?