Alimentación

Aprende a hacer un sencillo y delicioso tumbet mallorquín

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Martes 8 de octubre de 2019

2 minutos

Las hortalizas son la base de esta saludable receta perfecta para cuidarte tras el verano

Aprende a hacer un sencillo y delicioso tumbet mallorquín

Pocas calorías, mucho sabor y nutrientes esenciales para volver a la rutina con un extra de energía y salud. No está mal como “excusa” para animarte a preparar este plato típico de la gastronomía de Mallorca, que sabe aprovechar los beneficios de los productos naturales autóctonos.

Tomates con cualidades diuréticas, laxantes y refrescantes, propiedades que señala la Fundación Española de Nutrición (@FENnutricion), pimientos, con más contenido en vitamina C que las mismísimas naranjas, berenjenas, fuente de calcio y potasio, y patatas, para que no falten los hidratos de carbono justos… son los ingredientes básicos del tumbet, un plato que, además, resulta fácil de hacer y al que siempre puedes añadir tu toque personal

Como preparar y presentar un sabroso tumbet

Si buscas una receta que resulte tan ligera como saciante, el tumbet te va a encantar. Para hacerlo es importante que elijas hortalizas de buena calidad y que estén en su punto óptimo de maduración. Puedes prepararlo como plato único o como acompañamiento de carnes o pescados y tomarlo frío, templado o caliente. Tú eliges.  

Calcula para 4 personas: 2 – 3 patatas, 1 kilo de tomates firmes pero maduros, 1 – 2 pimientos (rojos o verdes) 1 – 2 berenjenas, 2 - 3 dientes de ajo, aceite de oliva y sal.

tumbet

En primer lugar deberás preparar todas las hortalizas. Pela las patatas y córtalas en rodajas no demasiado finas. Haz lo mismo con las berenjenas, sin que sea necesario retirar la piel. También tendrás que cortar el pimiento en tiras y pelar lo tomates.

Para que las berenjenas no “amarguen”, sazónalas y déjalas unos minutos en una fuente (perderán parte del agua que contienen).

Pon a calentar el aceite de oliva y fríe las rodajas de patata. De cara a darles más sabor, añade el ajo cortado en láminas (este ingrediente es optativo). Cuando estén hechas, elimina bien el exceso de aceite y reserva.

En el mismo aceite, fríe las rodajas de berenjena, previamente pasadas por harina (una fina capa). Reserva también.

Toca preparar la salsa de tomate. Trocéalos en cuadraditos y pasa por la sarten. La salsa de tomate debe quedarte espesa. Deja unos minutos que los tomates se vayan haciendo. Puedes ayudarte machacándolos con un tenedor o con el canto de la espumadera (no olvides añadir un pellizco de azúcar que reste acidez). Hay quien incorpora cebolla picada a este sofrito esencial del tumbet.

Cuando todo esté listo, solo te falta montar el plato. Hay varias opciones. Puedes presentarlo en una fuente de barro, colocando primero una capa de patatas, una de berenjenas, las tiras de pimiento y la salsa densa de tomate por encima. Sazona al gusto y ya estaría listo. Otra opción en dejarlo calentar unos minutos en el horno. Si quieres, también puedes darle un toque moderno con ayuda de un pequeño molde circular en el colocar las capas y presentarlo como si fuese una especie de "tartar", pero, en lugar de atún, de saludables hortalizas.

0

No hay comentarios ¿Te animas?