Gastronomía

Ensaladas con nombre propio, perfectas para la vuelta de vacaciones

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Martes 10 de septiembre de 2019

2 minutos

Atrévete a innovar con estas propuestas gastronómicas saludables y de fama mundial

ensaladas con nombre propio

Llevan el nombre de sus creadores, del lugar dónde "nacieron" o de la región de la que son originarias… son ensaladas que van más allá de la lechuga y del tomate y adquieren protagonismo por sus ingredientes originales y su espléndido equilibrio de sabores. Algunas además, tienen detrás curiosas historias que tal vez desconozcas.

Waldorf, Caprese, César… ensaladas fuera de lo común

Se trata de recetas magistrales que han traspasado fronteras y que tú también puedes preparar de manera sencilla, poniendo en tu mesa una propuesta que no puede faltar en una dieta saludable que además, ayude a eliminar algún que otro kilo ganado a pulso a lo largo del verano.

Ensalada Waldorf

Suena de lo más sofisticado aunque en realidad es una ensalada muy sencilla. El nombre le viene del lujoso hotel neoyorquino Waldorf Astoria, donde se dice que fue servida por primera vez. Cuentan que fue el maitre de este hotel quien la ideó, a finales del siglo XIX, combinando tres únicos ingredientes: manzana, apio y mayonesa. La mezcla de sabores gustó a los paladares más exquisitos (y pudientes) del momento y ahí comenzó la historia de la famosa ensalada. Con los años, la receta ha experimentado mil variaciones, incorporando nuevos ingredientes como las nueces, las pasas, la lechuga en tiras… en algunos restaurantes la sirven sustituyendo la mayonesa por salsa de yogur.

Si quieres una ensalada “chic” en tu mesa, solo tienes que trocear la manzana en cuadraditos (mejor manzana ácida), junto al apio, también troceado y las nueces tostadas en la sartén. Si quieres, puedes poner como base del plato unas tiras de lechuga de textura suave (trocadero). Luego elige: mayonesa o salsa de yogur.

ensalada Waldorf

Ensalada Caprese

Esta ensalada tiene su origen en la isla italiana de Capri, de ahí el nombre. No se sabe a quién se le ocurrió la idea, pero era un genio, porque la combinación de rodajas de tomate, queso mozzarela y hojas de albahaca es una delicia. Se cree que la popular ensalada es un homenaje a la bandera de Italia, porque sus ingredientes reproducen sus tres colores: verde, blanco y rojo y colocados estratégicamente, la dibujan a la perfección. Para hacer una ensalada caprese solo tienes que intercalar las rodajas de tomate y queso, distribuyendo la albahaca y aliñando con un buen aceite de oliva virgen extra.

ensalada Caprese

Ensalada César

También tiene un origen curioso, aunque sobre él hay varias versiones. Su creador “reconocido” fue el chef italiano César Cardini, que emigró a México y, según cuentan, creó la ensalada en el restaurante que abrió estado de Tijuana. Algunos dicen que se le ocurrió, de forma casual, ante la llegada de un grupo numeroso de comensales y la falta de suficientes alimentos con los que poder atenderles.

Solución: crear un nuevo plato con lo que había, ingredientes como lechuga, queso parmesano y pan “duro”. Además, preparó sobre la marcha la salsa inconfundible, que hoy conocemos, inspirándose en una antigua receta familiar. Un éxito que ha llegado hasta nuestros días. Ahora también la puedes preparar al estilo tradicional o con los dos ingredientes incorporados posteriormente: bacon y pechuga de pollo asada en tiras. Un plato completo con anécdota incluida.

Ensalada César

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?