Alimentación

Beneficios del kiwi, más allá de su efecto positivo sobre el estreñimiento

Rosa María Torres

Foto: Bigstockphoto

Sábado 8 de junio de 2019

1 minuto

Buenas noticias, el kiwi tiene propiedades que pueden protegerte de numerosas enfermedades

Beneficios del kiwi que desconocías

Para aquellos que todavía no lo sepan, el kiwi es la baya de la enredadera Actinidia deliciosa. Es natural de China, sobre todo de los bosques del valle del río Yangtsé. Sus efectos sobre la salud están relacionados directamente con sus propiedades antioxidantes, atribuibles no solo a la vitamina C, sino también a otras sustancias bioactivas que evitan el daño en el ADN, previniendo así el desarrollo de algunas enfermedades como el cáncer, tal y como indica la Fundación Española de Nutrición (FEN)

Esta fruta fortalece el sistema inmunitario, combate el colesterol elevado y mejora la calidad de la piel. Además, contiene actidina, una enzima similar a la papaína que favorece la digestión, y miosmina, un alcaloide que algunos estudios sugieren que puede proteger del cáncer de esófago. Pero, ¿cuál es el valor nutricional de esta fruta? 

Valor nutricional del kiwi, según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos

  • Calorías: 61 kcal

  • Hidratos de Carbono: 10, 6 g

  • Proteínas: 1,1 g

  • Vitamina C: 59 mg

  • Grasas totales: 0,5 g

  • Colesterol: 0 mg

  • Fibra: 1,9 g

Kiwi cortado

Cómo ayuda a tu salud

  • Es una fuente de ácido fólico, que ayuda a prevenir anemias y a reducir el riesgo cardiovascular y de espina bífida, un trastorno del sistema nervioso que puede darse en el feto durante los primeros meses de gestación.

  • Mejora la digestión y tiene un efecto positivo sobre el estreñimiento.

  • Su contenido en fibra lo convierte en un alimento saciante.

  • Por su abundancia en potasio y bajo aporte de sodio, se recomienda a personas con hipertensión arterial o afecciones de los vasos sanguíneos y el corazón.

El kiwi es bueno para la digestión, pero ¿cómo funciona el sistema digestivo?

Por norma general, la comida que ingieres pasa de 3 a 6 horas en tu estómago, donde caben hasta dos litros de dicho condumio. Por eso, muchas personas tardan más tiempo en saciarse. Ahora bien, te sorprenderá saber que parte de ese alimento puede permanecer en el intestino grueso entre 8 y 20 horas. ¿La razón? Hay personas que padecen de tránsito intestinal lento, con lo cual el proceso digestivo, síntesis y evacuación pueden ralentizarse.

0

No hay comentarios ¿Te animas?