Alimentación

La comida más saludable que puedes pedir en un chiringuito este verano

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Lunes 24 de junio de 2019

1 minuto

Aprovecha que estás al borde del mar y pide un saludable pescado fresco como plato principal

Chiringuitos recomendables abiertos todo el año

El verano es tiempo para dejar atrás los rigores del invierno y las obligaciones diarias. Son días de relax, de disfrute y en el tema de la alimentación, de cometer algún que otro exceso con la comida y la bebida. No pasa nada por darse un capricho de vez en cuando; sin embargo, comer fuera durante las vacaciones no tiene que suponer acabar con tu rutina de alimentación saludable. En los chiringuitos de playa hay multitud de opciones para comer de forma saludable y no solo a base de fritos y grasas

Aprovecha las bondades de tener el mar cerca

Comer al borde del mar es toda una delicia. Y además puede ser de lo más saludable si te aprovechas de la gran variedad de productos del mar. El verano es el mejor momento, y también todo el año, para pedir en el chiringuito el mejor pescado fresco de la zona o maravillosos platos de marisco. En este último caso tampoco podemos excedernos en su consumo sobre todo en personas que padecen gota

La comida más saludable que puedes pedir en un chiringuito este verano

A la rica ensalada de verano

Pero no solo de lechuga y tomate sino de sus amplias variedades: con frutas de temporada, legumbres a modo de ensalada fría, con frutos secos o incluso con verduras asadas. Todas las opciones son la mar de saludables y pueden servir como un magnífico primer plato. Si lo prefieres, puedes empezar la comida con una rica bandeja de verduras a la brasa, una crema fría o un refrescante gazpacho o un salmorejo como perfectos entrantes. 

Acompañantes más saludables

Nada de salsas con miles de calorías o de un cuenco gigante de patatas fritas. Lo más saludable en estos casos es pedir como guarnición de los primeros platos una ensalada, unas crudités de verduras, algo de arroz integral, unas setas o un puré casero de patatas. 

De postre, siempre fruta

No vamos a ser demasiado estrictos. Una vez al año no hace daño y podemos pedir un postre de chocolate como broche final de una estupenda comida de verano. Pero, para el resto de los días, lo mejor es decantarnos por fruta de temporada, o incluso un yogur natural, como los postres más sanos y equilibrados. 

¿Y para beber?

Agua. No hay otra y es lo más sano. Aléjate de los refrescos y bebidas carbonatadas; así como del alcohol con ninguna propiedad saludable y sí muchas calorías perjudiciales. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?