Alimentación

Marinar alimentos, una técnica culinaria muy versátil

Lola Santos

Foto: Pixabay

Sábado 16 de mayo de 2020

2 minutos

Sumergir pescados, carnes y verduras en una mezcla aderezada ofrece muchas posibilidades

Marinar alimentos, una técnica culinaria muy versátil

Dejar durante un tiempo determinado un alimento sumergido en una mezcla líquida aderezada con ciertas especias puede proporcionar a nuestras recetas un sabor diferente. Es el marinado, una técnica culinaria que nos permite, de una forma sencilla, potenciar el sabor de ciertos alimentos, hacer que se cocinen parcialmente, que se conserven mejor o que cambien su textura.

El marinado se realiza colocando los alimentos, normalmente, en una bolsa de plástico o en un recipiente, junto a esta mezcla líquida durante un tiempo determinado, que puede ser mayor o menor en función de la materia prima con la que estemos trabajando.

tuna 2186533 1280

Pistas para lograr un buen marinado

La clave es comprender cómo actúan los aderezos en cada alimento y el tiempo que debemos tener estos sumergidos en el marinado. Lo primero que debemos tener es un ácido, que hará que los alimentos se vuelvan más tiernos y se cocinen parcialmente. Se puede usar vinagre, vino, cerveza, yogur y cítricos como limón, naranja y lima, entre otros. Por ejemplo, estos últimos son la base del ceviche, un pescado marinado por acción del limón y el ajo, aunque hay multitud de recetas para prepararlo con distintos aderezos.

Otro medio necesario a la hora de marinar es el aceite, que facilita el proceso de aromatización de los distintos condimentos. La sal nos ayuda a sazonar los alimentos, una tarea para la que a veces se puede emplear la salsa de soja.

Y, el elemento más importante, los condimentos. Son la estrella de esta técnica y los que van a dar sabor a nuestro alimento. Para ello, podemos usar cualquier hierba aromática, especias, salsas, verduras, azúcar, etc.

El tiempo de debemos tener el alimento sumergido en nuestro marinado dependerá del tipo de este, de su tamaño y del sabor o textura que queramos darle.

Ejemplos de algunos marinados

En las redes podemos encontrar decenas de recetas para hacer marinados. Uno de los más conocidos es el ceviche, en el que, como hemos visto, se emplea el zumo de limón como ácido para cocinar los alimentos. En la web de turismo de Perú, donde es uno de los platos típicos, podemos encontrar una receta para prepararlo:

Otros pescados que solemos comer marinados son el cazón, que se deja en reposo junto al ajo, sal gorda, pimentón, orégano, vinagre y vino blanco, y el salmón, para el que hay infinidad de recetas distintas.

Respecto a las carnes, la técnica del marinado beneficia a algunos cortes más duros y carnes más suaves e insípidas. También es una técnica muy empleada en la carne de caza. Las verduras y las hortalizas también se pueden marinar, usando distintas especias y condimentos líquidos para potenciar su sabor y cambiar se textura.

0

No hay comentarios ¿Te animas?