Alimentación

Infusión de hibisco, un arma muy potente contra las infecciones

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Viernes 27 de septiembre de 2019

3 minutos

La flor de hibisco es un potente antioxidante que neutraliza la acción de los radicales libres

Infusión de hibisco, un arma potente contra las infecciones
Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Viernes 27 de septiembre de 2019

3 minutos

Las infusiones siempre han ocupado un papel protagonista dentro de los métodos terapéuticos más tradicionales y naturales, debido a las bondades de las hierbas silvestres que lideran su elaboración. Así, este suculento brebaje es capaz de mitigar un buen número de males. La manzanilla, por ejemplo, alivia los trastornos digestivos, la melisa hace lo propio durante los episodios de estrés y ansiedad, mientras que la valeriana vela por un correcto descanso nocturno. Sin embargo, esta gran familia también incluye miembros desconocidos, pero igual de gratificantes.

¿Has oído hablar de la flor de hibisco? Esta planta, originaria de América y África, llama especialmente la atención por su llamativo color rojo y el gran tamaño de sus pétalos. No obstante, su auténtico poder reside en los nutrientes que conforman su composición. ¿Qué beneficios nos aportan?

Contra las infecciones y las enfermedades del corazón

Aunque también se puede utilizar como ingrediente complementario en las ensaladas, para elaborar mermeladas caseras o como elemento decorativo en pasteles y tortas, las flores de hibisco suelen degustarse a modo de infusión, pues así se aprovechan mejor todas sus cualidades.

Entre los componentes bioquímicos que la convierten en un producto tan especial destacan los flavonoides, las antocianinas, la pectina, minerales como el hierro y el potasio, y vitaminas C y B1. ¿Cómo afecta esta combinación de nutrientes a nuestro organismo?

Flor de hibisco
  • Como ya hemos adelantado, es un poderoso apoyo frente a las infecciones, especialmente en el tracto urinario debido a sus propiedades diuréticas y depurativas.
  • También posee grandes cantidades de antioxidantes que no solo luchan contra los radicales libres, también reducen el colesterol y protegen el hígado y el corazón de posibles enfermedades.
  • En este sentido, los flavonoides que forman parte de su composición reducen la presión arterial y mejoran la circulación sanguínea. Esto es muy útil para aliviar las varices, las hemorroides y las flebitis.
  • Su alto contenido en vitamina C también es importante, pues alivia los catarros y las gripes propias del invierno y evita los calambres, tan habituales en la tercera edad.
  • El té de hibisco caliente estimula el rendimiento del sistema digestivo e intestinal, favoreciendo sus funciones y reduciendo el riesgo de estreñimiento.
  • Para las personas mayores que empiezan a perder pelo esta infusión será de gran ayuda, ya que fortalece las raíces del cabello y disminuye su caída.
  • La piel también se ve beneficiada con su consumo, pues la infusión de hibisco aporta un extra de hidratación a la dermis, aportando elasticidad y mitigando parte de las arrugas.