Alimentación

Estos son los tés que más beneficios pueden aportar a tu organismo

Mariola Báez

Lunes 25 de noviembre de 2019

2 minutos

Descubre las distintas variedades de tés y elige aquella que mejor le siente a tu cuerpo

Los tés que más beneficios aportan (Bigstock)

Es una bebida milenaria de origen asiático que se obtiene de una planta cultivada en la actualidad en más de 40 países y de la que existen distintas variedades, pero, según aclara la Asociación Española de Té e infusiones (AETI), solo se puede hablar realmente de té si proceden de la planta Camellia Sinensis. Por ejemplo, el roiboos es una saludable infusión, pero procede de un arbusto diferente y, por tanto, no es un té.

Las distintas variedades de tés son fruto del proceso de recolección, secado o fermentación que se realiza con las hojas y tallos de la planta. Esos colores que los identifican: té verde, rojo, blanco… se deben únicamente al tratamiento que reciben las hojas una vez recogidas. Además, dependiendo del lugar en el que se cultive esta planta de excelentes propiedades, el aroma del té también puede variar ligeramente. Los expertos consideran que los mejores son aquellos que derivan de los arbustos que crecen en zonas montañosas de clima cálido y húmedo.

los tés que más beneficios aportan (Bigstock)

¿Qué puede aportarte una taza de té?

Son muchos los beneficios que los nutricionistas y dietistas destacan en el té en general, porque esta infusión, en cualquiera de sus variedades, es una fuente natural de antioxidantes como catequinas e isoflavonas, que ayudan a frenar el deterioro celular de todos los tejidos que forman nuestro organismo, consiguiendo así mejorar la salud y retrasar los signos de envejecimiento en la piel. Todos los tés tienen buenas propiedades pero, además, poseen características propias que conviene conocer a la hora de decidir cuál tomar.

  • Té verde. Procede de las hojas de la planta del té recién recogidas y sin fermentar, por lo que mantiene una alta concentración de antioxidantes y en él permanecen inalterables sus principales componentes. Hay que destacar sus propiedades diuréticas, que pueden ayudar en problemas de retención de líquidos, y su capacidad para estimular el metabolismo favoreciendo la "quema" de grasas. Hay que recordar que contiene teína, un elemento similar a la cafeína que, en exceso, puede provocar nerviosismo o problemas de sueño.
  • Té blanco. Su delicado proceso de elaboración lo convierte en uno de los tés más selectos, porque en él se emplean las hojas más tiernas, incluso los primeros brotes que puedan aparecer en la planta. Las hojas se dejan secar simplemente al sol para mantener intactas todas sus buenas propiedades. Su contenido en antioxidantes supera al del verde y además se le atribuyen capacidades antiinflamatorias y analgésicas.
  • Té Oolong. Por su color, también se le conoce como té azul Este peculiar tono procede de la semi fermentación que lleva su proceso de elaboración. Es el té con mayor contenido en taninos, polifenoles con propiedades astringentes que pueden venir bien para problemas del aparato digestivo como la diarrea. Su sabor algo amargo es muy apreciado y es uno de los tés que puede ayudar a facilitar la digestión.
  • Té negro. Uno de los más aromáticos y el que requiere una mayor oxidación y una completa fermentación para su obtención. Algunos estudios apuntan a que el consumo de té negro podría estar relacionado con una disminución en el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, aunque es algo aún sin confirmar, según apunta el Departamento de Nutrición y Dietética del King’s College de Londres.
0

No hay comentarios ¿Te animas?