Alimentación

Mijo, el cereal para celíacos que recomiendan los expertos: ¿qué otros beneficios aporta?

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Lunes 6 de enero de 2020

3 minutos

Su gran aporte de hierro es una de las virtudes más destacadas de este cereal de semilla pequeña

Mijo, el cereal para celíacos que recomiendan los expertos

El trigo, la cebada, la avena, el centeno, la quinoa, la espelta... La familia de los cereales en muy numerosa y representa uno de los pilares fundamentales de una dieta sana y equilibrada. Y no es para menos, pues entre los beneficios que aportan a nuestra salud, especialmente cuando son integrales, destacan su labor a la hora de facilitar la ingesta de fibra y hierro, su bajo aporte de grasas y, por consiguiente, la prevención del sobrepeso y la obesidad.

Lamentablemente, es tanta la variedad de cereales disponibles en el mercado que muchas veces pasamos por alto algunas especies que pueden convertirse en nuestros mejores aliados. Es el caso del mijo, el fruto de la planta gramínea conocida como Panicum miliaceum y uno de los alimentos más antiguos. De hecho, el mijo disfruta de un breve momento de gloria en las sagradas escrituras, pues la Biblia lo menciona como uno de los ingredientes principales del pan sin fermentar.

Su cultivo surgió en África central, lugar donde todavía se mantiene como uno de los manjares más importantes de la dieta africana. No obstante, algunas fuentes apuntan a que también se extendió a Asia hace más de 2.000 años. Motivo por el que su producción asciende a más de 30 millones de toneladas al año, siendo destinada sobre todo a los países desarrollados y a la elaboración de bebidas alcohólicas o productos agrícolas.

Debido a la historia y la influencia de este bocado en otros rincones del mundo, no es de extrañar que el mijo comience a hacerse un hueco en nuestra alimentación. Sobre todo si también tenemos en cuenta las increíbles propiedades nutricionales que acompañan a su consumo.

Mijo

¿Por qué el mijo es un cereal tan especial?

Al igual que algunos de sus parientes más cercanos, el mijo destaca por su alto valor protéico, los hidratos de carbono saludables que incluye en su composición y la energía que proporciona a quien lo incluye en su dieta habitual. Por eso, suele ser uno de los ingredientes predilectos de los deportistas y las personas mayores que realizan mucha actividad física.

Sin embargo, si hay algo que diferencia al mijo del resto de cereales que habitan en el mercado es su gran aporte de hierro, ideal para los mayores que buscan prevenir enfermedades como la anemia, fomentar la producción de glóbulos rojos o favorecer la formación de colágeno, fundamental para cuidar la salud de tus articulaciones.

Sin olvidar la fibra que también ocupa un lugar privilegiado en su composición, una sustancia necesaria para regular el tránsito intestinal y prevenir el estreñimiento. No obstante, estos no son los únicos beneficios que proporciona el mijo, ¿qué otras cualidades debes tener en cuenta?

  • ¿Sabías que el mijo es el único cereal alcalinizante? Esto significa que nos ayuda a equilibrar el pH del organismo y que compensa los efectos acidificantes de una mala alimentación. Esta función resulta muy útil para las personas mayores que son propensas a sufrir acidez, flatulencias, diarrea o estreñimiento debido a la dieta.
  • Asimismo, este cereal no contiene gluten, por lo que es apto para celíacos e intolerantes a dicha proteína, además de facilitar su digestión.
  • Debido a la presencia de vitaminas y minerales como el selenio, el zinc y las vitaminas C y E, además betacarotenos, el mijo puede contribuir a solucionar algunos problemas capilares, como la pérdida de fuerza y brillo o la caída del cabello. En este sentido, aunque puedes incluirlo en tu menú semanal, también es posible encontrar champús o ampollas con extracto de mijo destinados al cuidado del pelo.
  • También contiene ácido fítico, un tipo de ácido orgánico que contiene fósforo, que reduce el nivel de colesterol en sangre, principal causa de las enfermedades coronarias. Además, regula los niveles de lípidos y posee grasas cardiosaludables.
  • La presencia de fósforo en su composición puede mejorar funciones cognitivas como la concentración y la memoria en las personas mayores.
  • En cuanto al magnesio y las vitaminas del grupo B que también puedes encontrar, están indicados en casos de ansiedad, depresión, problemas de insomnio o hiperactividad.
Mijo

Cuidado, nunca lo comas crudo

Eso sí, todas estas propiedades desaparecen por completo cuando decides consumir el mijo totalmente crudo, pues en ese estado puede resultar tóxico. Para evitar males indeseados, solo tienes que lavarlo y cocerlo con, al menos, el tripe de agua que de mijo durante unos 45 minutos. Después, puedes utilizarlo en la cocina como si de otro cereal se tratase. Es decir, puede ser el ingrediente estrella de tus ensaladas, puedes emplearlo para dar consistencia a tus sopas o incluso para dar un toque diferente a tus elaboraciones de panadería y reposteria.

Además, al igual que algunas variedades como la avena o el trigo sarraceno, puedes incluirlo en tu dieta como parte de la comida más importante del día: el desayuno. Mézclalo con un poco de leche o yogur y añade la fruta que más te guste para dar sabor al plato. No solo tu paladar caerá rendido a sus encantos, también tu organismo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?