Alimentación

La hesperidina, el valioso componente de los cítricos que ayuda a los mayores

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Jueves 27 de febrero de 2020

1 minuto

Un vaso de zumo de naranja tiene más cantidad de este polifenol que de vitamina C

Los cítricos esconden un valioso componente que puede ayudar a los mayores: la hesperidina

Puede que su nombre sea desconocido para la inmensa mayoría, pero es uno de los nutrientes más valiosos que se pueden encontrar en un cítrico y en un sencillo zumo de naranja, por poner un ejemplo. Hablamos de la hesperidina, que hoy conoceremos un poco más para saber si realmente es saludable para las personas mayores. Bajo esta premisa, ¿cuáles son sus propiedades?

Mucho más que vitamina C

Pese a que siempre se relacionan las naranjas con la presencia de vitamina C, el contenido en hesperidina es todavía mayor. Sin ir más lejos, cada 100 mililitros de zumo tienen 52 miligramos de hesperidina y 45 de vitamina C. Una ventaja que también se repite a la hora de mantener sus propiedades, ya que se observa un deterioro menor en el caso de este nutriente tan especial.

Lo primero que merece la pena apuntar es que este elemento es un polifenol cuyos efectos más destacados se concentran en su acción antioxidante, además de los numerosos beneficios que puede aportar al organismo en materia de salud cardiovascular

Un componente que se localiza en la piel y en la membrana blanca que tienen todo tipo de cítricos, como los limones o las naranjas. Por ello, para que los mayores se aprovechen de sus bondades es mejor tomar la pieza de fruta entera. Si se opta por beberla, no está de más que uno no se olvide de exprimir también dicha parte, si se quiere preparar un zumo para el desayuno.

Los cítricos esconden un valioso componente que puede ayudar a los mayores: la hesperidina

Como explican diversos estudios, llevados a cabo por investigadores de la Universidad de East Anglia (@uniofeastanglia), este tipo de polifenoles cumplen una función de apoyo a la hora de garantizar una función cognitiva óptima. Es decir, se ha demostrado que este tipo de nutrientes, como la hesperidina, tienen un efecto protector en el cerebro que resulta especialmente significativo cuando ya se ha sobrepasado cierta edad.

Algo que confirman después de observar cómo, tras actuar sobre las bacterias intestinales, los polifenoles se transforman en sustancias que a su vez inciden en las células cerebrales y en los vasos sanguíneos. Y es precisamente ahí donde reside el potencial para prevenir la evolución de las enfermedades neurodegenerativas, según estos expertos. 

Apoyo para favorecer la circulación sanguínea

Se ha hablado mucho de las propiedades más destacadas de la hesperidina, pero aún hay más a la hora de proteger los capilares (pequeños vasos sanguíneos), así como las venas y las arterias. Dicho de otro modo, su ingesta es muy recomendable si se tienen varices o bien a modo preventivo para mejorar ciertas patologías relacionadas con la circulación de la sangre, como pueden ser la hipertensión o la arterioesclerosis. Así lo confirman expertos de la Universidad de Geisenheim (@hsgeisenheim). 

Una buena circulación que también se refleja en una óptima salud visual. Así pues, este elemento nutricional se recomienda en aquellos pacientes recién operados o que padezcan diversos problemas de la vista. Tampoco viene mal dicho componente de los cítricos para proteger los ojos si se pasa mucho tiempo al sol o delante de la pantalla del ordenador

Sin embargo, las buenas noticias para los mayores no acaban aquí, ya que también ha demostrado su versatilidad a la hora de cuidar el estómago de las úlceras que se puedan producir, además de ayudar en casos de gastritis. También puede colaborar en la eliminación de ácido úrico y puede servir para prevenir ciertas enfermedades reumáticas, como la gota, ya que alivia algunos dolores articulares.

Los cítricos esconden un valioso componente que puede ayudar a los mayores: la hesperidina

Por si fuera poco, es un buen antialérgico que, en ocasiones, se ha empleado para paliar los efectos negativos de la conocida como fiebre del heno o rinitis alérgica. Una patología muy común que se desencadena por la alergia a factores ambientales externos y que se traduce en estornudos, ojos enrojecidos, picor o congestión nasal entre otros síntomas reseñables.

Por último, y en un plano más externo, este componente resulta un buen aliado para favorecer la salud del cabello, gracias a su función como escudo protector ante los agentes externos que puedan resultar agresivos para el pelo. Por ejemplo, usar el secador o la plancha de forma diaria.  

Más alimentos ricos en hesperidina

Pero no solo las naranjas, los limones, las mandarinas o los pomelos disfrutan de las bondades de su alto contenido en hesperidina. En el supermercado se pueden encontrar otros muchos alimentos en cuya composición se 'cuela' este nutriente esencial por sus aspectos más que saludables. 

Es el caso de la menta, los pimientos, el romero o el chile picante. Incluso se puede obtener hesperidina en su versión de suplemento. Dosis individuales en las que aparece sola o bien combinada con otro tipo de flavonoides y antioxidantes. Eso sí, en este caso su consumo debe obedecer a lo que prescriba un profesional sanitario y haciendo caso en todo momento a las indicaciones del etiquetado. 

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?