Alimentación

Estas son las razones por las que deberías incorporar legumbres a tu menú

Victoria Herrero

Domingo 10 de marzo de 2019

2 minutos

Su alto contenido en hierro, proteínas y fibra hace que sean imprescindibles en nuestra alimentación

Legumbres

Bajo esa idea de que son alimentos que nos provocan flatulencias, que engordan o que tardan mucho en cocinarse, se esconde la verdadera fortaleza de las legumbres: alimentos ricos en hierro, proteínas, fibra y minerales. Por tanto, no es de extrañar que resulten necesarias como parte de nuestra alimentación semanal. 

Sin embargo, este grupo de alimentos es uno de los "grandes olvidados de la dieta actual", como señalan desde la Fundación Española de la Nutrición". Su presencia en las mesas de nuestro país ha ido descendiendo desde los años 60 hasta la actualidad. Según datos de 2017 ofrecidos por esa misma fuente, en estas décadas "se ha reducido su consumo de 41 gramos por persona al día a 10,6 gramos por persona y día en 2015, es decir casi un 75%". Una tendencia que sigue preocupando y mucho, si tenemos en cuenta que los niveles actuales se encuentran en menos de dos raciones por persona y semana, según los últimos datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación

Importancia nutricional de las legumbres 

Las legumbres deben tener un papel importante dentro de una alimentación equilibrada, como recuerdan desde la Fundación Española del Corazón. Así, estos expertos recomiendan que consumamos de 2 a 4 raciones por semana de este alimento de nuestra dieta mediterránea cuyos aportes nutricionales son: 

  • Fuente de vitaminas, como las del grupo A, C, D, E y K, además de tener ácido fólico y antioxidantes esenciales. Componentes todos ellos que ayudan a mantener tu buena salud. 
  • Son una gran fuente de fibra que resulta especialmente beneficiosa para las personas diabéticas ya que aumenta la saciedad y contribuye a estabilizar los niveles de insulina y azúcar en la sangre. 
  • Las legumbres no contienen gluten, por lo que están indicadas para las personas celíacas.
  • Son bajas en grasas, por lo que son recomendadas en el caso de personas que quieran controlar su peso. Además, al no tener apenas sodio, se puede comer legumbres cuando nos han prescrito una pauta de alimentación baja en sal. 
  • No contienen nada de colesterol por lo tanto, protegen nuestro corazón y son cardiosaludables como apuntan desde la Fundación Española del Corazón.
  • Alto aporte de proteínas vegetales, hierro y minerales esenciales como el calcio, fósforo, magnesio, y potasio.
Un delicioso plato de lentejas (bigstock)

Ideas de consumo

Además de los clásicas recetas de lentejas con verduras o cocido de garbanzos –en todas sus versiones–, podemos disfrutar de las legumbres de mil maneras diferentes. Así, algunas propuestas más novedosas pasan por hacer ensaladas templadas de lentejas con pimiento, cebolleta, maíz, atún y vinagre de manzana; un delicioso hummus de garbanzos o fajitas mexicanas con alubias rojas, cilantro y pimiento.

0

No hay comentarios ¿Te animas?