Salud

Cambiar de hábitos a partir de los 50, ¿es posible?

Lola Santos

Foto: Bigstock

Lunes 10 de agosto de 2020

2 minutos

Si identificas las señales y las recompensas, puedes cambiar la rutina

Cambiar de hábitos a partir de los 50, ¿es posible?
Lola Santos

Foto: Bigstock

Lunes 10 de agosto de 2020

2 minutos

Una separación, un cambio laboral, un accidente, la pérdida de un ser querido, una reinvención… Sea por el motivo que sea y tengas la edad que tengas, puedes dar un giro a tu vida.  

¿Sabías que la mayor parte de las decisiones que tomamos son hábitos?

Los hábitos empiezan sin que nos demos cuenta, se instalan inadvertidamente y, para cuando queremos librarnos de ellos, se han convertido en rutinas inamovibles. A veces surgen de un gesto cotidiano, como la sensación de relax que sentimos al llegar a casa y encender la tele. En otros casos, se trata de hábitos inducidos como usar dentífrico para cepillarse los dientes.

bigstock Portrait Of An Elderly Happy W 345478855

Según los científicos, los hábitos surgen porque el cerebro siempre está buscando una forma de ahorrar esfuerzo, pero se pueden ignorar, cambiar o sustituir. El problema radica en que el cerebro no diferencia entre los buenos y los malos hábitos.

Por qué cambiar

El primer motivo está más que claro: porque puedes. Cambiar cualquier hábito requiere determinación. Si identificas las señales y las recompensas, puedes cambiar la rutina. Para tener éxito en el cambio, te recomendamos seguir estos ocho pasos:

1. Márcate objetivos: Identifica lo que quieres cambiar. La mejor forma de darte cuenta qué hábitos son los que quieres cambiar es escribiéndolos en un papel. Es una forma de que no los olvides y que además los visualices. ¿Qué estás buscando? ¿A qué cosas aspiras? ¿Qué tipo de vida quieres llevar? Una vez que respondas estas preguntas, podrás empezar a orientarte.

2. Mantén una actitud positiva: Sin ella va a ser muy difícil que puedas cambiar realmente. Empieza cambiando tu mente. Los pensamientos tienen mucho poder en el inconsciente. El secreto está en cambiar la perspectiva que se tiene de la acción a realizar.

3. Mejora la imagen de ti mismo: Aunque no lo creas, la imagen que las personas tenemos de nosotros mismos y los hábitos que hemos creado tienen mucha relación entre sí. Por eso, al cambiar la imagen, es obvio que los hábitos también lo harán.

4. Define unas metas concretas: Cuanto más se dividen los obstáculos, son más fáciles de vencer. Es decir, convierte cada paso en una meta. Las metas fáciles no dependen de tu motivación diaria, ni requieren de un gran esfuerzo

5. Crea un plan de acción: Una meta sin plan es solo un deseo.

bigstock Business Woman Hand Block Domi 354322055

6. Elige un recordatorio: Asegúrate de hacer visibles tus metas. Los recordatorios pueden ser acciones que ya estés haciendo por costumbre o cualquier otra cosa que visualmente te recuerde realizar tu plan de acción.

7. Mide tus avances: La única forma de lograr incorporar un hábito a nuestra vida es repetir la acción tantas veces que se vuelva automática. No te preocupes si un día fallas. Somos humanos y es normal, pero lo importante es seguir adelante.

8. Disfruta de tus avances: Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Aunque no lo parezca, necesitas una recompensa positiva para volver a hacerlo. Esto aumenta la confianza en ti mismo y mantiene la motivación para seguir siendo constante.

En conclusión, cambiar de vida es posible si tienes la voluntad. Y tú ¿estás listo para dar el primer paso y mejorar tu vida?

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?