Cuídate

El poder del beso: salud en un sencillo y amoroso gesto

Victoria Herrero

Sábado 4 de mayo de 2019

1 minuto

No pares de besar: es bueno para tu corazón, libera hormonas de la felicidad y quema calorías

El poder del beso (bigstock)

Se dice que los besos son el único idioma universal. Y es posible añadir que también son toda una explosión de salud en un simple gesto.

Da igual si son de película, dulces, en la mejilla o de buenas noches. Todos los besos son bienvenidos y muy beneficiosos como aseguran estudios del Lafayette College, en Nueva York. Este centro educativo defiende que gracias a que liberan sustancias químicas ayudan a reducir el estrés, además de darnos una sensación de placer y euforia.

Pero eso no queda ahí, ya que son muchos sus "poderes curativos". Así que no te olvides de dar unos cuantos besos cada día. Hasta tu médico te lo recomendará.

Reduce la presión arterial

Si besamos de forma apasionada, nuestro corazón nos lo agradecerá ya que hace que la presión sanguínea disminuya, con lo que la sangre puede fluir tranquilamente para llegar a todos los órganos del cuerpo. 

Remedio contra la caries

Aunque pueda parecer lo contrario, gracias a los besos y a la saliva se puede eliminar la placa bacteriana. Si estabas pensado en abandonar tu rutina de higiene dental por una buena sesión de cariño, te aconsejamos desde ya que no lo hagas. Ambos son muy beneficiosos y no hay que desterrarlos de nuestro día a día.

Felicidad a raudales

Serotonina, dopamina... sustancias químicas que hacen que mejore nuestro ánimo y que se liberan con solo juntar los labios a la mejilla de un ser querido. Y es que el beso es una de las mejores recetas para la felicidad.

Beso (bigstock)

Quema unas cuantas calorías

Seamos sensatos, nunca quemarás tantas calorías como correr un par de días a la semana. Pero todas, por pocas que sean, son bienvenidas y más si se logran sin apenas esfuerzo. Eso sí, debe hacer se forma apasionada; aunque no es necesario que dure horas y horas. 

No hay mejor 'lifting' natural

Cada vez que nos besamos se estira la piel de la cara y el cuello gracias al movimiento que realizan los músculos faciales. Así que, si quieres este truco de belleza natural, y sin coste alguno, no renuncies a tu tratamiento diario de besos. 

Deseo sexual

El beso puede ser el preludio de un placentero momento íntimo con tu pareja. Y es que con ese simple gesto estamos llamando a que se produzca ese deseo sexual entre dos personas.

0

No hay comentarios ¿Te animas?