Cuídate

Criolipolisis o tecnología basada en el frío para eliminar células de grasa localizada

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Lunes 14 de octubre de 2019

2 minutos

Es un método no invasivo, que no soluciona la obesidad y mejora solo pequeños depósitos grasos

Criolipolisis o tecnología basada en el frío para eliminar células de grasa localizada.

La grasa localizada es una de las más complicadas de eliminar. A veces la pequeña curvatura de la tripa o las cartucheras no se eliminan con ejercicio o dieta. En este caso, podemos acudir a la medicina estética que dispone de alternativas. Una de ellas es la criolipolisis, que utiliza el frío para eliminar las células grasa de forma localizada.

No es para combatir el sobrepeso

Es un método que en ocasiones se vende como alternativa a la liposucción, sin embargo en este punto hay discrepancias, pues son dos métodos diferentes y por ello no pueden ofrecer los mismos resultados, indican los expertos. Al margen o no de su efectividad lo que sí es cierto es que se trata de un método que no es invasivo.

Otra cosa a tener en cuenta es que un procedimiento que no soluciona la obesidad, al igual que tampoco lo hace la liposucción. Está dirigido a aquellas personas que tienen pequeños de depósitos de grasa pero que no presentan sobrepeso.

El autor de esta técnica es Richard Rox Anderson, un dermatólogo del Hospital General de Massachussets, que descubrió que los adipocitos son más vulnerables al frío que otros tejidos que los rodean, de modo que podían ser eliminados con facilidad de forma selectiva. Así pues, este sistema se basa en administrar frío de una forma controlada por medio de una aplicador que incorpora la máquina con la que se suministra alcanzando los adipocitos de una zona concreta, y sin perjudicar ninguna de las estructuras que los rodean.

Por qué se acumula grasa en las caderas y cómo eliminarla (Bigstock)

Cómo es el proceso

Al exponerse al frío, las células grasas experimentan lo que conoce como apoptosis, a través del cual estas se van eliminando por medio del proceso metabólico normal del organismo. Algo que comienza a hacerse visible en unos dos o cuatro meses, y que puede prolongarse a lo largo de seis meses. Los expertos aseguran que diversos estudios han corroborado que las células eliminadas con este método, liberan poco a poco los lípidos y las absorbe el cuerpo de forma natural.

No se necesita anestesia y como efecto secundario posible tras aplicarlo resalta la aparición de algún hematoma, que desaparece a las pocas semanas. El tratamiento se puede emplear en varias zonas como el abdomen, las caderas para eliminar las cartucheras o en la zona del cuello para disminuir las paperas, entre otros.

El método se ha ido perfeccionando con el tiempo y el nombre comercial por el que más se conoce es Coolsculpting. Con estos avances ahora solo se necesitan entre una y dos sesiones (depende de la grasa a eliminar), que se suelen espaciar en un periodo de 12 semanas.

0

No hay comentarios ¿Te animas?